miércoles, 28 de octubre de 2015

0

LEYENDO EL MANGA DE TONEGAWA LILICA’S LABORATORY (por AOYAGI Aito y HASEGAKI Narumi) – CRÍTICA. Bizarro shoujo


Yo comencé a leer manga con historias shoujos y por experiencia sé que los mejores shoujos son  los que logran una historia de amistad previa y clásica sin terminarla pesada, saber terminar a tiempo cada etapa de la “relación” de los protagonistas como ley universal para todo manga y en los shoujos en especial, que alargar una historia de amor más o menos melosa, que se compense bien con buen humor y personajes carismáticos, que vaya más allá del cliché inicial de la chica tímida e introvertida que se enamora del chico popular de la clase, lo que en su momento tuvo y le paso a historias que bajo esta premisa funcionan bien como los mangas de Ao Haru Ride o la mismísima KimiNiTodoke, por eso si vas hacer un shoujo súper edulcorado hazlo con momentos potentes, de romanticismo clímax y de que la pareja derrame miel y para miel (y lentitud) ningunos como Kuronuma y Kazehaya con más de cien capítulos y una relación que avanza a pasos de tortuga, eso a mí me gusta pero también me gusta leer comedias románticas, de parejas atípicas, que se lleven más o menos bien o mejor dicho más mal que bien para el caso, pero que todo lo hagan con humor, como lo viene haciendo una Okami shoujo to kuro ouji y es que no me voy a cansar de repetir que esa pareja con la sitcom episódica y esa relación tan de sometimiento por parte de la protagonista me parece genial y se entiende el chiste del tipo de relación entre una Erika Shinohara y su príncipe negro Kyouya Sata, por eso al leer el primer capítulo de  TONEGAWA LILICA’S LABORATORY podría decir que el tono es más o menos parecido.


TONEGAWA LILICA’S LABORATORY es una historia con un dibujo bastante tosco, es una comedia de enredos y medianamente original, lo bizarro está en el concepto inicial y en especial como encajar el romance (para una historia concluida con tres tomos). Solo juzguemos por el perfil de protagonista, que es el otro prototipo de chica de instituto japonés del tipo Usagi de Sailor Moon, que no me parece mal que como toda chica de su edad deje fuera el prototipo de protagonista invisible y opacada, sino más bien que tenga ciertas vanidades como la ropa o los accesorios, lo mismo que su nivel de socialización está dentro de lo que uno podría esperar lo conflictuado de su caso y lo que se guarda dentro, es  estar bajo la sombra de su madre, una profesora genio de las ciencias, entonces el concepto está en la rebeldía por todas las comparaciones en definitiva el tema es atractivo no completamente original pero podría alcanzar un grado de profundidad que si se desarrolla bien y Lilica aprende a convivir con sus habilidades y busca un camino alternativo con lo que se gane el propio respeto creo que el manga será atractivo o sea que  inicialmente puede ser una completa idiota pero que no se estanque en ese papel, para eso hay un mentor que se cruza en su camino y aquí llega el punto de quiebre de la serie.


Y es que bajo una base “singular” cruzarse con un científico de la antigüedad griega y que anda más o menos perdido es una idea bastante bizarra una porque muchas veces lo absurdo no funciona bien, especialmente si el manga se vuelve una rutina como ya tenemos aviso con esa botella química que como si fuera una lámpara mágica saldrá un “genio” pero no de los que cumplen deseos sino hombres de ciencia, entonces entendemos por donde irá los tiros iniciales del manga y que más o menos la consigna sea parecida a lo que se desarrolla en el capítulo inicial en donde la protagonista una chica con poca luz en el cerebro se ira metiendo en líos y que gracias a la ayuda de la botella mágica conocerá la importancia de las ciencias atención que la la ciencia del manga es bastante “simplona”, como método pasara por un desarrollo explicativo para Lilica como para el lector más unos recursos entendibles a un nivel primario como la luz de los espejos cegadores, esta premisa de una pareja resolviendo casos, previo pacto aparentemente “maldito”, no es nada nuevo pero quizás la compañía de un hombre del pasado que bien podría ser simplemente un demente obsesionado de Arquímedes mas la forma en como termina el capítulo con una ¿transformación en gato? puedan resultar “simpatiquillas” y solo fijémonos en el perfil del Arquímedes del manga que deja lejos al hombre de láminas escolares y es más un pimpollo (rubio y ojiverde), un guiño para que no haya problemas a la hora del amorío.  A resolver casos con mucha ciencia y más amor, Lilica cabeza de chorlito…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, si has aguantado hasta aquí seguro tienes ganas de comentar. Sobre todo si quieres darme apoyo moral ya que es lo único que gano porque si crees que solo me dedico al blog porque me sobra el tiempo... estas en lo correcto.

Ya en serio te advierto que en este blog no hay censura, así que aprovecha para sacar todo el odio dentro que tengas reprimido, siempre y cuando no sea contra mi. Aun así si dices u ofendes al autor de este blog, no hay paltas, después de todo hay cosas peores de las que tengo que preocuparme. No por algo tengo habilitada la opción de "anónimo", así que aprovéchala.

No te preocupes por las faltas de ortografía, si haces spam a tu pagina no seas tan descarado de solo dejarme la url, si tienes alguna duda quizás pueda ayudarte, sin compremeterme a nada y de ya te advierto que no lo se todo, aunque estoy muy cerca de saberlo.

Este blog generalmente hablo de anime, cine, manga, comic y series de tv si te interesa algún tema recuérdamelo comentando y mientras mas largo mejor (obviamente me refiero al comentario).

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...