jueves, 26 de julio de 2018

0

FULLMETAL ALCHEMIST (LIVE ACTION 2017) – CRITICA. A lujuria le faltan tetas

Al igual que la adaptación gringa de Death Note, y que si por algo será recordada es por causar una ola de comentarios haters como pocas veces se han visto en las benditas redes sociales, la versión de acción real o mejor conocidos como live action de la magna obra de tiene todos los puntos en contra de la mayoría de este tipo de producciones. Es cierto que dentro de sus intenciones la adaptación trata de coger las ideas de la serie de una manera correcta y hasta se puede decir que inteligente, es más que obvio que el primer problema a ocupar para la producción tenga que ver más por el lado del universo propio que por los efectismos y/o efectos, los mismos que son resultones a cara del espectador no hater y predispuesto como es mi caso. Al mismo tiempo, su mejor acierto pasa por la factura en general de la cinta que sin irme al otro extremo de la benevolencia te presenta un avance gigantesco en comparación a la mayoría de producciones del tipo. Claro que el apoyo de una gigante como Warner como distribuidor tenga mucho que ver, aun así, esta misma cinta, teniendo en cuenta la magnitud de la obra y su éxito con dos series animes, hubiera sido imposible de hacer hace algunos años cuando ocupaba mayor atención en el fandom respectivo. O para el peor de los casos hubiera tenidos resultados mucho más lamentables. Ya por último, e insistiendo que la película en general me resulta un entretenimiento agradable de ver (una sola vez, por supuesto) comprende una serie de argumentos válidos para que tengan su nacimiento, y es que al ser hoy en día Netflix la mayor alternativa de exhibición independiente del mundo, la producción tira de una posible saga de películas que rentabilicen la inversión. Lamentablemente, al igual como pasó con Death Note, esto es imposible. Pero estoy más que seguro que en algún intento de adaptación live action llegara las esperadas continuaciones. Por qué esa es la consigna, ¿verdad?.




Con respecto a la película en sí, la cinta dura más de dos horas, con este metraje la historia está más que limitada y opta por tener tres actos clarísimos: Dos de acción –al inicio y final -, y uno de viaje de los protagonistas –en medio-. Por primer “detalle” importante a mencionar, la sobreinformación de la cinta es más que evidente ya que por un lado tenemos la desventaja de no tener esas introducciones del anime y por el otro, aunque cueste creerlo, y al ser un subproducto en la base de datos de Netflix, hay gente que seguro no ha visto la serie ni sabe nada de ella. Con todo esto, los diálogos son flojillos para una persona que tiene idea de los conceptos (alquímicos) que se manejan en la serie e inoportunamente tenemos líneas de diálogos como ''los humanos están hechos de cosas que se pueden comprar'' (¿?) en un intento de ser más inteligentes de lo necesario por parte de los guionistas; mientras que la escena introductoria, de lejos, está mal llevada en la ejecucion. Termina siendo más una secuencia de Zatura que la verdadera esencia del inicio de Fullmetal Alchemist. No hubiera sido mala idea comenzar con la siguiente escena que se ve en la película. Digo no, teniendo como antecedente la propia segunda adaptación de la serie, Brotherhood, que tuvo a bien poner un capítulo de full acción evitando caer en contar la misma historia introductoria de los protagonistas.



Al mismo tiempo fue buena idea tener presente Lior como punto de inicio; lamentablemente, no presenta la verdadera importancia debido a que queda como el escenario de presentación de los personajes principales, su motivación (la piedra filosofal) y conocer a los homúnculos así como la propia acción cgi. A diferencia, Lior cuenta una línea argumental, corta en brotherhood y de relleno en la primera adaptación, que habla sobre la religiosidad de la serie y como critica al fanatismo. Aquí se sobreentiende para el que se a leído el manga o visto alguna adaptación anime. Con este flojo inicio la película va transcurriendo de punto “A” a punto “B” con un par de idas y vueltas siendo la parte de Nina y cierta pesadilla las imágenes más potentes. La primera por lograr conmover; mientras que la segunda, por lo bien lograda. Así llegamos a la última parte, y a la vez, el mayor riesgo y tropiezo.


Hay que entender que Fullmetal alchemist no es un shonnen de peleas al uso y de superación personal, a diferencia de las series de shonnen jump, la historia es un todo dividido en varias aristas que se pueden leer según se vaya desarrollando la historia. Teniendo en cuenta esto, y siempre inclinándome por el lado positivo, la adaptación live action tienen presente los lados más puntuales como es la misión de los protagonistas, la conspiración militar política, como el mensaje de fondo de la alquimia medieval donde se jugaba a ser Dios. Pero en cada caso se siente que le falta mayor desarrollo y es básicamente porque faltan personajes. Así pues, se menciona Ishval pero nunca vemos, a profundidad, la verdadera importancia en la trama que tiene esta guerra que es la más simbólica en la historia. Es por eso que se encuentra lógico que Scar no aparezca en esta adaptación. Por otro lado como se suprimen personajes secundarios no vemos esas otras tramas de la obra original (Mei- chan y Ling Yao son olímpicamente ignorados en esta adaptación).

Con el caso de la conspiración, es lo que mejor cierra debido a que lo que se ve al final es realmente el verdadero plan de los militares. Elevando la figura de un avejentado general Hakuro como villano megalómano. Y con el laboratorio número cinco como escenario principal. Para el caso de los homúnculos, son retratados como los monstruos a vencer y no hay tiempo para mayor desarrollo. Incluso así, Lujuria tiene el final original a manos de Roy Mustang. Hasta que llegamos al triangulo protagonistas, en donde la peor parada termina siendo Winry. Al no ligarse mejor su figura con la infancia, con Pinako, con su labor de ingeniera, o con la propia venganza de Scar, el personaje femenino de la serie termina siendo un personaje de relleno que no hace nada. Finalmente, Ed y Al alcanzan momentos ¿dramas?. No hay mucho que pedirle a una armadura cgi, así como tampoco a un actor con peluca, pero hay un esfuerzo por interpretar el espíritu de los personajes. Si el chiste del tamaño de Ed no funciona es porque, básicamente, es una adaptación live action. Es por eso que los animes, que no dejan de ser dibujos animados, siempre tienen todas las de ganar. Así es como nos quedamos con personajes mirando al horizonte como si hubiera mucho más que contar… 
p.d. A esta "Lujuria" le faltan siliconas
p.d. 2 Por estas razones nunca nos tomamos en serio los live action. Wtf!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, si has aguantado hasta aquí seguro tienes ganas de comentar. Sobre todo si quieres darme apoyo moral ya que es lo único que gano porque si crees que solo me dedico al blog porque me sobra el tiempo... estas en lo correcto.

Ya en serio te advierto que en este blog no hay censura, así que aprovecha para sacar todo el odio dentro que tengas reprimido, siempre y cuando no sea contra mi. Aun así si dices u ofendes al autor de este blog, no hay paltas, después de todo hay cosas peores de las que tengo que preocuparme. No por algo tengo habilitada la opción de "anónimo", así que aprovéchala.

No te preocupes por las faltas de ortografía, si haces spam a tu pagina no seas tan descarado de solo dejarme la url, si tienes alguna duda quizás pueda ayudarte, sin compremeterme a nada y de ya te advierto que no lo se todo, aunque estoy muy cerca de saberlo.

Este blog generalmente hablo de anime, cine, manga, comic y series de tv si te interesa algún tema recuérdamelo comentando y mientras mas largo mejor (obviamente me refiero al comentario).

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...