martes, 24 de abril de 2018

0

“GURAZENI” Y “MEGALO BOX” – PRIMERAS IMPRESIONES



Pues insisto que, contra todo pronóstico, esta temporada está trayendo animes de regulares a buenos. Y voy mucho más allá del remake de Super campeones que ya vi el primer capítulo y… no está mal… para tratarse de la misma historia de toda la vida y “de mi balón es mi amigo” y pendejadas esas, pero ya en su momento hablare con más detalle. Y es que el factor nostalgia sigue funcionando (no por algo los fanáticos se han dañado el cerebro viendo dragon ball super –afortunadamente, yo me baje del coche a tiempo-). A eso hay que sumarle nuevas temporadas de series que todavía se sostienen por si solas y que tienen su propio fandom como Boku no hero (pendiente, por el momento) y otras como el anime de Cutie Honey, clásica de clásicas y que ha generado bastante ruido por redes. En cuanto a lo que hablare en esta ocasión son de dos animes que superficialmente son dos spokones –uno de beisbol y otro de boxeo-, pero que tienen un trasfondo mucho más particular y que podría resumirse en el valor real del dinero; si, el maldito dinero que a diferencia del spokon, que no deja de ser el shonnen de deportes, y como tal tenemos protagonistas aspiracionales, pues en esta ocasión estamos ante un tratamiento más seinen y es que por más que los shoujos nos enseñen que la fuerza del amor lo es todo pues en la vida real el dinero mueve el mundo y si no lo tienes… estas como huevon escribiendo en un blog. Pero antes de las primeras impresiones de GURAZENI Y MEGALO BOX me gustaría hacer un paréntesis y comentar dos series cortas de tres minutitos que nunca faltan y una de ella es la ya acostumbrada serie hentai de la temporada. Y es que un hentai carcelario es imposible que no lo veo, por más maldita censura que tenga (p.d. todavía ando reclamando la versión sin censura del hentai corto del monje violador de la temporada pasada ¿alguien me pasa los links?)

La vaina esta tiene el título de Amai Choubatsu. Watashi wa Kanshu Sen`you Pet y lo que vemos es a una protagonista llamada Hina Saotome que es mandada a prisión (¿por un crimen que no cometió?) y en donde se encontrara con una cárcel particular ya que, al parecer, es la única mujer en prisión. Como buen hentai la premisa es una estupidez completa y no hay que tomarlo en serio, a pesar de eso tener una ambientación de por sí ya la hace superior a la medio, sobre todo teniendo en cuanta que los hentais son el porno animado así que no es obligatorio tener una historia de fondo. En cuanto al diseño de personajes pues me parece que es de esos hentai que quisieran conquistar al público femenino con bishonnens que me da lo mismo. Mientras que la protagonista, por lo menos, no tiene el mismo puto diseño que los hentais de Seven que todas eran calcos, como si los amigos nos dijeras “si al final le vas a ver las tetas que importa que tengan el mismo rostro”. En esta ocasión no vemos mosaicos como censura sino unos simpáticos guantes blancos que le tapa las partes íntimas a la prota. Misma que es, sospechosamente, obligada a pasar una “revisión física” por uno de sus guardias. Son tres minutos, los mismo que dura la paja de la mayoría de los otakus así que sírvanse (sino pueden los invito a leer mi post con recomendaciones hentai con series mucho más interesante y, lo más importante, sin censura). La otra serie corta no tiene nada que ver con el hentai aunque toca el tema del shoujo ai de una manera que en tres minutos del primer capitulo ya conto mas cosas que en todo el anime de Citrus. Fumikiri Jikan es una serie de chicas donde las preguntas son de nivel universal y dentro de ese pequeño escenario tan shoujero como es el esperar el pase del tren recrea una situación que va mas alla del amar heterosexual de la cliché declaración de amor mientras pasa el tren tenemos una relación donde porque no una chica puede amar a otro chica. Mas efectiva y corta que la edulcorada Citrus.

En cuanto a GUREZANI lo primero que habría que comentar es que los diseños son feos. Me hizo acordar a ese anime de apuestas que una vez vi el primer capítulo y no recuerdo el nombre. Pero si la animación es mala (a propósito) pues la historia es lo que levanta el interés del anime y estamos ante un prota que no tiene la edad convencional de los protagonistas de anime (y que es el símbolo del japonés promedio que gana lo suficiente para vivir, cuadrado en su forma de pensar y que piensa en el retiro como algo cercano). Y un desarrollo muy particular en cuanto a la narración del anime. Porque todo, absolutamente todo, está siempre desde el punto de vista de sus pensamientos como análisis del propio protagonista con el resto de personajes del anime. Por un lado puede ser cargante si sigue con esta forma de narración, pero por otro lado el factor psicología desde el montículo de arena puede resultar interesante. En cuanto a la premisa el propio protagonista la va desvelando mientras escuchamos sus pensamientos y es en donde entiendes de lo que va el anime y se trata sobre el valor (en dinero) de cada jugador, para el caso, y la comparación con el valor (como persona) con el mismo. Siendo el juego y el deporte una metáfora aplicable a todo trabajo y remuneración. Por supuesto, que a la forma de ver del anime toda la idea central es correcta y es que la filosofía de vida de una persona que según sus habilidades físicas o intelectuales cuesta lo que rinde y que, con mayor razón, en Japón están limitados por la propia sociedad (un error y pasas a la banca de suplentes a cobrar menos), todas las personas estamos etiquetados por una cifra. Es tanto la importancia de las cifras en este anime que tenemos el caso de ese ex jugador convertido en comentarista cuyas cifras de rating no lo acompañan. Entonces estamos ante el caso no solo del valor cuantitativo sino también cualitativo. Y ya para cerrar la idea, el beisbol no deja de ser el pretexto para ver si esa afirmación universal de un protagonista promedio en edad y sueldo puede superar a alguien que “vale más” o, finalmente, es superado por alguien que “vale menos”. ¿Y que pasa con alguien que “vale igual”?


"Hacer lo que te dicen si protestar. Es una elección cobarde. Quedarse abajo o pelear. ¿Qué es lo que hago ahora?. ¿quedarme aquí abajo… o pelear hasta la cima?. Aún no he hecho ninguna."

En MEGALO BOX tenemos el significado del dinero desde el lado más oscuro de su valor. Y es que en un mundo ¿distopico? divididos en cuatro distritos nos encontramos con un deporte que mezcla el box tradicional con la tecnología. Antes de cualquier apreciación ¿a cuántos de los que han visto este anime el prota motero les recordó “Akira”? Si alzaste la mano, ya somos dos. Siguiendo, la animación es buena pero lo más correcto que encuentro en este anime es la instrumentalización como escore y es que al ser el box el deporte pues el remix que escuchamos es de tonos hiphoperos. Otro elemento característico son los grafitis. Así como el propio diseño del protagonista. Al mismo tiempo, el anime no es 100% original, sino que al contrario del anime anterior tenemos los típicos casos de personaje femenino emulo de Saori Kido que por ser la puta niña rica del pueblo pues es capaz de organizar una competencia donde los hombres se agarran a puñete, patada y nalgadas. Otro cliché es el típico rival con el que el protagonista se cruza. Dejando el lado más competitivo del protagonista simbolizado en esa sonrisa por encontrar un rival de su nivel (o que lo supere?) típico de protagonista shonnen. En cuanto al mensaje del anime no es otro que el orgullo del talentoso que al ser un NN tiene que infravalorarse a sí mismo y degradarse a nivel perro. El talento contra la tecnología, en una metáfora a la pobreza contra la riqueza. Y al campeón contra el aficionado. Así que las peleas callejeras como esa dinámica en la competencia donde solo juegan los de las grandes ligas son los obstáculos que tendrá que superar el prota que está cansado de perder… a propósito. Siendo el simbolismo el inicio del anime donde el protagonista cruza un cartel típico de “one way”. ¿Podrá cruzar su propio camino?. Finalmente, si algo me gusto del primer capítulo fue el puñetazo que le dio al manager pendejo que se la lleva fácil. Así que Magalo box es el anime en donde hay un torneo llamado megalonía y en donde los personajes se agarran a megalo-puñetazos y en donde megalo-sangran como burros. Servidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, si has aguantado hasta aquí seguro tienes ganas de comentar. Sobre todo si quieres darme apoyo moral ya que es lo único que gano porque si crees que solo me dedico al blog porque me sobra el tiempo... estas en lo correcto.

Ya en serio te advierto que en este blog no hay censura, así que aprovecha para sacar todo el odio dentro que tengas reprimido, siempre y cuando no sea contra mi. Aun así si dices u ofendes al autor de este blog, no hay paltas, después de todo hay cosas peores de las que tengo que preocuparme. No por algo tengo habilitada la opción de "anónimo", así que aprovéchala.

No te preocupes por las faltas de ortografía, si haces spam a tu pagina no seas tan descarado de solo dejarme la url, si tienes alguna duda quizás pueda ayudarte, sin compremeterme a nada y de ya te advierto que no lo se todo, aunque estoy muy cerca de saberlo.

Este blog generalmente hablo de anime, cine, manga, comic y series de tv si te interesa algún tema recuérdamelo comentando y mientras mas largo mejor (obviamente me refiero al comentario).

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...