lunes, 10 de julio de 2017

0

KAKEGURUI (MAPPA 2017) – CRITICA. Chicas yandere y ludópatas

Las apuestas se basan en el deseo de la victoria. Dentro de ellas el dinero es igual de valiosa a la vida. Alguien que quiera arriesgar su vida no está cuerdo. ¡Pero, una vez lo haces, no puedes olvidar la sensación de estar al límite!. Así que las apuestas te corrompen con su gran diversión…, Hasta que te conviertes en un KAKEGURUI.

Y yo  me pregunto: ¿Son tan ricos los personajes de este anime que en vez de estudiar, apuestan? ¿En esta escuela no se acepta tarjetas de crédito y por eso una de ellas lleva en la mochila fajos de billetes? ¿En verdad la rubia se creía que iba a ganar? ¿Usaran botox, por eso los labios tan gruesos? ¿Son los kakegurui unos adictos a las apuestas, o una transformación yandere que hace que se exciten? ¿Por qué de un momento a otro se les pone incandescente los ojos? Y, ¿no están hartos de protas ahuevados introspectivos que se dejan someter por la mala del salón?