martes, 6 de junio de 2017

0

KIMI NO Na WA (PELÍCULA 2016) - CRITICA. Este cuerpo no es mio


Los hilos atados son Mosubi. Las personas conectadas son Mosubi. La forma en cómo pasa el tiempo también es Mosubi. Todo es parte del poder de Dios. Entonces los tejidos que nosotros hacemos, son el arte de Dios y representan el flujo de tiempo. La manera en como convergen y la forma  que toman, sus giros y enredos, a veces se desenreda, se rompe y luego se vuelve a unir. Eso es Mosubi (anudamiento), eso es el tiempo.
De vez en cuando el hate que llevo escondido en lo mas profundo de mi ser me gana y decido no ver, o soltar mierda, sobre lo que la mayoría habla, comenta o se excita. La peli esta es la ultima obra de animación de Makoto Shinkai que desde Cinco centimetros..., tiene a todo mundo ganado. A mi incluido. Porque la película debe ser de las primeras que me vi, y es muy buena, hay que ser justo, al cesar lo que es del cesar como frase hecha. Ahora cuando vas un poquito mas allá y te sales de tu zona de confort se aplaude, pero que me estés haciendo siempre mas de lo mismo, como que es para decir, ¡Oye, makoto, ya hazme otra cosa! (que homosexual sonó eso...). Por eso, Kimi no na wa, esa película que solo esta por debajo de una grande (y traumatizante, que algún día comentare antes de morir) ''El viaje de shihiro'' en cuanto a taquilla haya por japón, incluso fue voceada para las nominaciones del Oscar pasado; pero no, los gringos si no es de Ghibli el anime no va con ellos, así que no me parece la obra de arte que muchos por ahí comenta y que bien podría haberme tragado mas spoiler fuera del plot de chico y chica que intercambian cuerpos. Sobre la película tienen dos cosas que carga como una mochila pesada. La primera, sus protagonistas. Lo segundo, su tiempo. De su convergencia y/o pretensiones el autor propone una historia atemporal como mensaje al amor y, otra vez, el destino. Su amor, ahora mismo mas de Makoto Shinkai que el estrictamente japones, resulta cansino de ver. Lo mismo con esa aura que rodea a la película casi de manual donde el chico y la chica están intrínsecamente relacionados a la ciudad y el pueblo. Como dos protagonistas apáticos con su propia realidad y como recurso al uso de otros directores como Mamoru Hosoda y su cine de infulas Ghibli. En cuanto a su tiempo real, porque el ficticio es una cosa de locos, diría que esta básicamente bien hecha (la dirección es magnifica), pero a la vez esta partida. Si bien es cierto la técnica en cuanto a pases de escenas o recursos narrativos (puta que técnico estoy) son interesantes, a la media hora tenemos  una medio explicación a lo que en verdad esta pasando. Cuando, por voluntad de guion, a los quince minutos después tenemos un giro que convertirá al desenlace en una misión por evitar un desastre. Los mayores méritos de la película son los predecibles fondos relucientes y musicalizacion lacrimogina. Afortunadamente en este aspecto no esta tan saturada como la segunda pelicula que he visto anterior a esta "HOSHI OU KODOMO". Otra diferencia, agradable de ver, es que en la primera media hora encontramos una escena recurrente muy al fanservice (el chic@ manoseándose los pechos). A esto habría que sumarle que su derrotero principal, el amoroso, esta ligado, literalmente, al propio fenómeno que viene desde el cielo. Metafóricamente funciona a la medida que el guion avanza, y las escenas adquieren una presencia que solo en la animación son posibles. Luego, cuando entramos al ultimo tercio, después de tener un vaivén de escenas ''falsas'' y de jugar a la tensión con la muerte de la protagonista vemos un calco con cinco centimetros... donde el cruce en el puente y la caída de nieve recuerda demasiado. Es esa zona de confort donde el autor expulsa el verdadero mensaje de la película al cual el romance es una cosa impredecible, de sueños, hyper elucubrada, a veces mas forzadas que otras y, por ultimo, conectada por un lazo (Los tejidos representan el flujo del tiempo mismo). Para colmo, el autor es mas complaciente con el espectador y deja un final feliz. Kimi no na wa, Your name en ingles, o literalmente ¿Cual es tu nombre? bien podría ser una jugarreta del destino, todos estamos conectados, o Makoto shinkai cuéntame otra cosa, pleaseLo mejor, la primera media hora que es sustanciosamente entretenida; lo peor, los op de la película, demasiado repetitivos, y forzados para soltar la lagrimilla.