viernes, 2 de junio de 2017

0

EL NEGOCIO: Series interruptus

Es raro lo que me paso con esta serie; no es mala, técnicamente tiene toda la factura HBO (la urbe brasileña se ve impresionante), habla de prostitutas de alto vuelo; ósea, mucha calata y escenas de sexo, ya pues, mi serie dirán, pero no..., lo que me pasa con esta serie es que me deja en estado coitus interruptus (nunca mejor dicho), comienzo una temporada, pero nunca logre terminar ninguna de las tres que tuvo. El Negocio, es una serie ligera, sin mayor pretensión que la de contar la historia de tres mujeres en el mundo de la prostitución (A1) y como hacen del oficio más antiguo del mundo una empresa y llevan todos sus conocimientos amorosos al marketing. Como serie de ficción el concepto es más o menos resultón para los intereses en general ya que cada capitulo esta ligado a una técnica de mercado; y en particular, tener a tres garotas de distinta fisonomía en escenas calentonas, ¡vende!. Lo malo que tiene es que capitulo a capitulo ves un romanticismo con su protagonista mal llevado. Karin, la protagonista, es una mujer de clase media y blanca, como las otras dos mujeres de la serie, que sobrevive de lo que trabaja hasta que un día conoce un hombre mayor, le propone tener sexo, ella post acoston se enamora, pero como el solo la quería para el asunto ella decide que mejor putiña que tonta. Las tramas de las otras dos protagonistas van por el mismo camino de sortear el trabajo con el corazón. Aun así, y para no decir que es una serie de solo ''eso'', tenemos un discurso feminista que se pasa por agua tibia. El conflicto de la edad en una profesión como la prostitución (Karin es una veterana). Los “problemas económicos”. O el de depender de un chulo. Si bien es cierto la serie tiene cosas agradables y/o interesantes de ver como la profesionalización del negocio hasta convertirlo en una empresa y como pasa a ser una franquicia, la serie no deja de ser un medio culebrón con escenas hot donde las putiñas mandan dentro y fuera de la cama. Ademas, no evita los estereotipos como la de los hombres de negocios unos mas guapos que otros. Y su matiz mas simpático es que las tres disfrutan ser prostitutas no solo por las ganancias, sino por el propio placer del sexo. El Negocio es algo similar a ver una serie como HUNG. Todo es pretexto para ver calatas. Lo peor, es que Karin, temporada a temporada, se le ve menos la mariposa. Buscando, al parecer, esta confirmada una cuarta temporada. Que seguro veré, para quedarme en plan coitus interruptus por cuarta vez.