martes, 16 de mayo de 2017

0

PLATINUM END CAP 17 – RESEÑA. 4 vs. 4, las cosas se ponen serias, o las cosas se ponen demasiado forzadas

Diez capítulos después, todo un tiempo para ser un manga de serializacion mensual, han pasado desde la última reseña de PLATINUM END que hice en el blog. Los mangakas, la pareja creativa de Death Note, sigue apelando a los golpes de efecto para crear situaciones más o menos entretenidas de leer, claro, el asunto está en que si la historia se recrea demasiado a un solo objetivo que es derrotar al villano central podríamos estar entrando en una zona de confort autoimpuesta para retrasar todo en un último y gran enfrentamiento. No solo eso, sino que a la vez fuerza un intento de drama familiar para poder entender una motivación humana, después de todo, el manga en sí, es una lucha del bien y el mal, y de aquellos que, en esa lucha surrealista por ser el sucesor de Dios, se ven inmiscuidos en una confrontación de ideales humanos y mucho más cercanos a esas luchas moralistas que podíamos leer en Death Note: la redención. Siendo el suicidio y el valor de la vida el leitmotiv principal y remasticado. Dejando de lado el factor sobrenatural y/o religioso que se crea a partir de la irrupción de una pandilla de ángeles y un Dios que está en retiro y busca sucesor más bien como pretexto. En ese sentido, Platinum End, sigue su misma línea argumental con un protagonista que avanza lo suficiente para convertirse en el máximo héroe de la historia, no importa si al final gana o no, o si esa victoria tenga algún giro importante, al contrario, lo único que estamos siguiendo es una historia que pone mayor énfasis en conocer personajes extras para que podamos entender que el mundo y/o universo del manga estámás centrado en historias de personajes que en una enfrentacion de dos genios. Así que el manga seinen se convierte cada vez más en el manga shonnenmás convencional con villanos que harán planes loquísimos y héroes que tendránque superar sus propios miedos y tener una que otra chispa de inteligencia. Es por eso que en el últimocapítulo no hay aviso de final sino se inclina por crear una tensión a modo de cliffhanger donde aparecen otros esbirros intempestivamente, y a diferencia del primer gran arco de la historia (la pelea en el estadio), esta vez el villano aparecerá desde un ángulo distinto donde se verá envuelto en una situación que no había planeado, está en desventaja.