lunes, 3 de abril de 2017

0

GABRIEL DROPOUT (DOGAKOBO 2017) - CRITICA. En estos tiempos hasta los ángeles pueden ser viciosos

La temporada de invierno termino, y uno de los dos animes que me vi fue este.  Todavía tengo pendiente el final de Fuuka, el que ha sido el anime de esta temporada para mi. Y ya saben que estos últimos días estoy colaborando en La tia Animayuri, que sumado al blog la cosa esta bastante complicada para ir actualizandome regularmente, por eso ya adelante opinión de esta temporada de primavera, que sea de paso todavía no veo ni miércoles, en una entrada que para los interesados pueden leer aqui. Aun así para el anime siempre hay tiempo (o no?). Y lo que muchos podrían considerar un vicio (mis viejos por ejemplo), mas o menos de esto habla esta serie basada en un manga que cuando escribí las primeras impresiones había adelantado que era el único anime que me había llamado la atención. Y así fue... Gabriel Dropout es una serie comedia bastante ligera, que al principio estaba dividido en varios mini episodios (auto conclusivos) que completaban el capítulo. Aunque después fueron haciéndose más largos. Gabriel Dropout habla de ángeles y demonios que se forman en sus respectivas escuelas y que para graduarse tienen que descender, o ascender para el caso, a la tierra y hacer lo que mejor saben. Los ángeles, el bien; los demonios, el mal. La protagonista del anime, Gabriel, es un ángel que es un ejemplo de virtudes, pero que un día descubre los videojuegos de rol y tanto es su vicio que pasa a convertirse en un “ángel caído”. Si tomáramos el anime seriamente diría que es una crítica que alcanza a la mayoría como la adicción a los juegos aparte de los hikikomori de la sociedad japonesa. También se da maña para tener un capitulo donde Gabriel se queda sin dinero y tiene que trabajar (aunque la palabra trabajar le queda grande para lo que hace). Tiene otro capítulo donde se van a la playa y las pendejas usan sus poderes para que salga el sol. Y otro que también está bien es cuando Gabriel se encuentra con una admiradora/acosadora de su escuela que tratara de hacerla regresar al buen camino. Estos son los que más se me han quedado en la memoria, pero tienen muchos más que están bastante bien. El anime usa muchos gags que más o menos son predecibles, y unos mejores que otros, como el del calzón que se teletransporta en el primer capítulo (algo que se vuelve a repetir de una forma parecida al final del anime). De ahí en adelante el anime es casi repetitivo, donde lo que esperamos de los ángeles es todo lo contrario a lo que deberían ser (Raphiel es una pendeja de la ptm), mientras que el par de demonios son una chica torpe incluso para hacer maldades, y otra que definitivamente no tiene futuro como demonio porque es más tonta que el chavo y Gabriel la para agarrando de chola. El último tramo del anime nos muestra un poco de la forma de vida de las protagonistas.Ademas que incluso en el cielo o el infierno hay distinción de clases. El anime gana porque la animación no exige demasiado. El diseño aunque genérico gusta. Mientras que op/ed no son para ponerlos en el playlist del mp3. Para terminar el final termina cerrando la idea de que Gabriel es una ludópata que engañaría al mismo Dios con tal de seguir jugando. Mejor la primera parte, que la segunda. Como conclusión el anime pasa lo suficientemente rápido, no es absurdo, y no tiene ecchi (una pena porque siempre suma). Fuera de eso no le pides mas que entreteniendo ligero donde la verdad no pasa gran cosa.