domingo, 19 de marzo de 2017

0

La peli de hoy (33): "TENEMOS LA CARNE". Psicodelia mexicana II

[Spoilers con cinta de embalaje] Aunque me la vendieron como ''porno'', esta peli mexicana encasillaría mejor como el soft que no pasa de la masturbación explicita y un par de planos quietos a los órganos sexuales. ¿Nos escandalizamos?. En comparación, la peruana Videofilia (y otros síndromes virales), que comente el año pasado tiene un mismo plano genital pos eyaculación que sin llegar a adentrase en los mismos derroteros me parece más singular y propia del espectáculo local que los escepticismos mexicanos de tres personas encerradas en un espacio físico que simula una cueva, que a su vez es una metáfora superficial del vientre materno. Lo de “Tenemos la carne”, es totalmente sugestivo a la interpretación mientras que en Videofilia teníamos un recorrido más amplio por la ciudad, y sus propios síndromes virales. En cambio la película mexicana quiere establecer un parámetro más pretencioso en cuanto a diálogos hyper rebuscado (¡el gas, el gas!), personajes desbordados y tecnicismo naif. Con todo esto la verdadera naturaleza de esta psicodelia mexicana, segunda que comento por el blog después de la mejor lograda e entendible El Incidente, me parece se esconde el tema de la fertilización carnal con la superficie física. Antes de adentrarme en esas etapas de concepción debería mencionar los fallos iniciales de post producción a nivel audio con la que la película masturba al espectador en un inicio sin diálogos o escenas coherentes. Fuera de ese breve paréntesis, nos encontramos con lo que supongo el inicio de la propia película, dos de los personajes, otro par de vagabundos, se adentran de abajo hacia arriba en el espacio físico que domina el protagonista, un cachinero loco que los “adoptara” a cambio de la convivencia y la ayuda para lo que está haciendo. Aunque no se siente alguna clase de inquietud especial la escena más “perversa” de la primera parte es esa ingesta de carne de una manera casi asfixiante. Aparte poco hay que comentar de interesante. Salvo ese acierto de hacer más interesante a la chica que al chico. Antes de continuar debería hacer mención a esa critica que leo por el internet y que asegura que lo que realmente estamos viendo es un espacio alternativo post apocalíptico, quizás lo que terminara siendo la cueva en algún momento pareciera una nave para una lectura aparte de último refugio. Quizás así, hubiera tenido más sentido. Regresando a la película llegamos a la primera escena clímax del cierre de la primera parte, nos encontramos con el par de chicos cuya revelación previa nos dice el mismo que no se le pare con la chica porque ella es su hermana, en resumidas cuentas los dos hermanos terminan tirando por primera vez, el cachinero se masturba y se corre encima de ellos. Después muere. Suponemos será la primera vez de los dos, por otra de las escenas donde la sangre espesa de la vagina de la chica se expulsa en toda la cara del chico, y el chico en otra escena se masturba con toda rabia. La primera concepción de la película esta descrita de una manera que lleva cierto nivel, el sexo de los jóvenes se describe con cierta timidez, el inserto porno aparece cuando esta le hace sexo oral, y la morbosidad intercala las imágenes de los dos hombres mientras ella se la chupa. Después la escena se complementa con una secuencia de sexo vista como una ecografía natal. Lo que supongo que los dos hermanos son mellizos. Pero al parecer la película va de algo más que el simple incesto.