viernes, 13 de enero de 2017

0

ACCA 13-KU KANSATSU-KA (MADHOUSE 2017) – CRÍTICA. Me pasas un cigarro

Si un anime de Madhouse no es lo suficientemente entretenido, como debería ser un anime de madhouse, entonces pasa algo. Y quizás el problema que tengo es que tengo muy estigmatizado al estudio de joyitas como High school of the dead, a mí no me vengan con vainas de un anime de madhouse solo quiero escolares que les reboten las tetas y punto, pero tener un anime muy art-pop desde el opening me parece pretencioso para el estudio de animación, ¿dónde quedo el súper opening con música pop que se convierte en un hit musical?. Lo mismo pasa con la narrativa totalmente confusa, no me termino de ubicar en ese país/reino ficticio con forma de pájaro, mientras que se nos dice que tenemos una sociedad principal formada por cinco personas que son originalmente llamados ¿¡“las cinco cabezas”!?. Con un protagonista soso su mayor característica es que fuma, donde la línea que más se repite que en este país fumar no es dañino, sino costoso. Claro que si habláramos de un cigarro que no fuera tan común y corriente entendería mejor el motivo de que fumar fuera tan extraño. ACCA 13 es un mal anime desde el inicio, su planteamiento nos dice que el país esta subdividido en 13 regiones que son controladas independientemente y que existen organizaciones autónomas, dentro de ellas mismas existe una que los vigila, de ahí viene el protagonista. Luego en un par de escenas si chiste encuentra un caso de corrupción en una empresa de una región “x”, y al final nos encontramos con una amenaza de golpe de estado. Y lo peor es que , por los diseños (larguiruchos), pareciera una versión "cutre" del manga de piratas en otro universo y temática.