martes, 21 de noviembre de 2017

0

DEATH NOTE (Live acción 2017) - CRITICA.¿Y los 40 segundos?

[Spoilers con hojas (de “death note”) cayendo al fuego (para no morir) ¿?] Me pregunto si con un estudio grande - como originalmente estaba destinada para la Warner Bros. - detrás del proyecto adaptación del manga de Oba y Obata hubiera sido diferente al resultado final o más bien el haterismo previo (casi) instantaneo de la mención e inmediato rescate de Netflix la termino de condenar como otro live action gringo malo. Como sea el asunto está en que me tome mi tiempo para ver la versión gringa de Death Note lo que ya habla de un desinterés de niveles pre cognitivos y de una desazón por todos los comentarios que no se hicieron esperar en las redes ni bien se estrenó en la plataforma de streaming, pero la verdad es que como un peruano pobre que a las justas llega a cable básico el factor Netflix no se ha apoderado de mi vida ni comido el cerebro como a la mayoría de usuarios digitales que tienen la suerte de tener el servicio y ver todo lo habido y por haber en maratones infinitas y que a la vez están lanzando el tuit hater correspondiente así que uno, dos o tres meses me daba lo mismo y así fue como recién pude ver esta... ¿mierda?.

Ahora bien si tomara como primera insinuación a lo que realmente Adam Wingar quiso recrear o (re)adaptar del manga diría que en su visión el mundo de Death Note se limita a una serie millenial de la propia Netflix que como buena americanada, si el termino se me permite, nos mete desde el primer segundo en el típico instituto americano de jugadores de fútbol y porristas rubias. Así pues cada quien es hija de su tiempo o de su plataforma digital y se apunta una jugada que pocos se atreverían ya sea por falta de oficio o, peor aún, desconocimiento de la obra original. En este sentido, la mitología de la historia contada en le manga se machetea para dar paso a una única ley universal, muy aparte de las reglas (recontra confusas por cierto) escritas en la propia Death Note versión gringa de Netflix, y es que, al parecer, el cuaderno de la muerte es una especie de reliquia oscura con hojas de pergamino que no tiene nada que ver con los Shinigamis per se sino más bien como objeto maldito que pseudo atormenta a su portador y que como dilema tendrá el poder de usarla o dejarlo/transferirlo. De ser así, tiene algo de sentido ya que pasamos del mundo de shinigamis al del Shinigami único e intercambiable por la figura del monstruo como el propio protagonista lo menciona, que se manifiesta como una entidad fantasmagórica. Ahora, estrictamente hablando, no creo que en un tiempo moderno y en una ambientación totalmente americana la idea de dioses de la muerte tenga impacto en una sociedad fuera de la japonesa. Lamentablemente, el fin no siempre justifica los medios, y es así como la primera inconsistencia argumental hace que el guion de la película decaiga en breves momentos de videoclip a full HD y en donde los personajes son todo menos los ya conocidos como una reacción en cadena de la propia adaptación.


Mía fumando, ya ven como si son originales plop!


Justo en este punto mis sentimientos se contradicen y es que si bien Light, ''L'' o Mia en vez de Misa (supongo yo) juguetean por momentos a ser el triángulo central (dejando de lado a la endeble relación padre e hijo) lo que veo es una historia que con todas sus inconsistencias resulta armada de alguna manera, especialmente, el del protagonista con la chica quien realmente lo termina de llevar al lado oscuro de la fuerza, irónicamente, muy aparte de tener el cuaderno de la muerte. Y es que en esta parte la relación cae más en una especie de pseudo parodia de Spiderman al que golpean los bullys del instituto junto con un espíritu de resentimiento por la muerte del familiar cercano como otro tópico de superhéroe de comic. Aparte, olvidándonos que  no estamos ante una adaptación fiel, el concepto de bien y mal o el de justicia o venganza junto con la  mala conceptualización de las propias motivaciones de los personajes hacen a la película un desorden de ideas que tratan de rescatarse al final de la misma. En este mismo rumbo, la rivalidad entre el genio policía y el criminal adolescente es floja en todo momento y poco convincente por más que trate de darle un giro con la muerte de Watari y esa muestra sentimentaloide de ''L'' por hacer ''justicia'' nunca vista en ninguna adaptación previa. Aun así, la película opta por un derrotero particular y original que ve en Mía la verdadera “Kira” como simbolismo de “Killer” y el principal obstáculo del protagonista.

Así pues la versión americana made in Netflix navega a la deriva de sus propias conveniencias y de que su target tenga que ver más con películas del tipo Nerv o Baby Driver por su estética y que dejando de lado los efectismos al más puro estilo de las muertes de alguna secuela de Destino Final donde la sangre salpica la cámara o el plano recurrente a cámara lenta que si bien tienen un punto de apoyo visual como la caída del edificio queda como recurso cinematográfico superficial a una obra que no lo es. Pero, con todo lo que pueda machacársele a esta adaptación -y mira que solo habría que poner #deathNote en twitter - hay que rescatar esa simpática reescritura del Shinigami Ryuk como un demonio terrorífico de nivel It, la interpretación de doblaje de William Dafoe (aunque es más por el factor nostalgia del mismo tono que le daba a su versión del duende verde en la Spiderman de Sam Raimi), y el uso de la musicalización pop como factor retro muy de las películas anteriormente mencionadas. Una adaptación que tiene como salvavidas un desenlace que está bien realizado y que si me pongo del lado más amable diría que en realidad es la partida de la verdadera Death Note con un Light Tunder (como me costó escribir el apellido) inteligente que usa el cuaderno de la muerte por voluntad propia y de una manera totalmente maquiavélica que recuerda el arco de Yotsuba (si no el mejor, uno de los mejores). Ahí asoma la verdadera personalidad del Light Yagami que como su versión gringa dice tiene que escoger el mal menor. Y si con esto no fuera suficiente Ryuk nos aparece diciéndonos una de las frases culmines de la obra original, ''los humanos son tan divertidos''. Junto con un final totalmente abierto al puro estilo cliffhanger de serie americana como si hubiera esperanza de una segunda adaptación. Tampoco, tampoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, si has aguantado hasta aquí seguro tienes ganas de comentar. Sobre todo si quieres darme apoyo moral ya que es lo único que gano porque si crees que solo me dedico al blog porque me sobra el tiempo... estas en lo correcto.

Ya en serio te advierto que en este blog no hay censura, así que aprovecha para sacar todo el odio dentro que tengas reprimido, siempre y cuando no sea contra mi. Aun así si dices u ofendes al autor de este blog, no hay paltas, después de todo hay cosas peores de las que tengo que preocuparme. No por algo tengo habilitada la opción de "anónimo", así que aprovéchala.

No te preocupes por las faltas de ortografía, si haces spam a tu pagina no seas tan descarado de solo dejarme la url, si tienes alguna duda quizás pueda ayudarte, sin compremeterme a nada y de ya te advierto que no lo se todo, aunque estoy muy cerca de saberlo.

Este blog generalmente hablo de anime, cine, manga, comic y series de tv si te interesa algún tema recuérdamelo comentando y mientras mas largo mejor (obviamente me refiero al comentario).

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...