martes, 24 de octubre de 2017

0

OWARIMONOGATARI SECOND SEASON DARK OUGI (Final) - CRITICA RESEÑA. El final de la juventud (¿y el final de la serie?)

[SPOILERS Y CEREMONIA DE GRADUACION] La parte final de owarimonogatari second season se llama Dark Ougi y es, en buena gana, el arco perfecto para cerrar esta parte en la vida del protagonista que se autodefine como la juventud. Efectivamente, todas las sagas, al parecer voluntariamente, en verdad han sido una gran y prolongada (por más de ocho años) historia de juventud (amical/amorosa/incestuosa/pervertida) en la vida de Araragi Koyomi desde que se cruzó con Hanekawa de camino a clases (ver Kizumonogatari), pasando por todos los hechos en las sagas anteriores, los dos capitulos previos comentados en OWARIMONOGATARI SECOND SEASON, del crepúsculo al amanecer hasta esta ¿final? Dark Ougi. No va ser menos curioso, o peor, anticlimático, si ese misterio que gira en torno al personaje de Ougi Oshino sea en verdad uno más simple que se va intuyendo desde el propio opening de este arco final. Al contrario, estamos en monogatari series, y cualquier seguidor de esta maravillosa serie sabrá que antes que la acción rocambolesca que siempre está bien, pero nunca terminara siendo lo principal. Así pues, la resolución es la típica resolución de una saga común y corriente de este anime y, a pesar de que los fans se hayan adelantado y por ende yo me haya comido semejante pedazo de spoiler, no me decepciona como epilogo (¿porque lo es, verdad?) sino deja ese regusto a que el verdadero viaje termina como comienza. Araragi siempre será Araragi.

Hay que comenzar obviando todo monologo con voz en off del propio protagonista si no me gustaría resaltar ese opening con esos claroscuros donde la sombra de la propia Oshino Ougi persigue al personaje hasta quedar sentados en un par de sillas una frente a la otra. La intuición no falla y es pues esta el primer paso a lo que nos espera como resolución del misterio. Sin adelantar nada, la historia no da ningún giro en especial a lo largo de sus partes o capítulos, más bien, como de costumbre, redunda en los diálogos o, mejor, en el fanservice. Quizás no sea el momento para alabar un breve asalto a los pechos de la caracol (según él para saber su “condición”) que ella defiende como pechos en desarrollo; o el de ese abrazo con cargada de la vampiresa al desprevenido Araragi. En fin…, como buena monogatari series encontraremos el rumbo de la historia (no de una forma menos simpática que la vampiresa abrazando a Araragi como si fuera su propia excentricidad) en el minuto 6:34 del anime. Otra cosa típica; las revelaciones se hacen esperar, mientras escuchamos el plan de Izuko para que esto termine…, de una vez por todas. Para eso habrá que seguir dos requisitos que resumiéndolas serian: la primera, tener un dios en el templo norte de la serpiente blanca; lo segundo, matar a Oshino Ougi.



En cuanto al primer requisito se cuenta la back story del propio templo ya que como buena monogatari series toda historia siempre tiene su propia historia anterior ¿?, en este caso 400 años antes y que inicia con la misma vampiresa provocando un desastre natural el cual destruye el templo en su origen y el cual está ocupando el parque Namishiro. Sin alargarme más de la cuenta las referencias son el último tramo, y que tanto dolor de cabeza género en los personajes, de la monogatari second season y shinobu mail, tercer arco de owarimonogatari firts season. Izuko explica que tenía planeado que la propia vampiresa reemplace a esta deidad, pero que el “milagro” de que Hachikuyi haya regresado del mismo infierno la hizo cambiar de opinión, además que al tener una “residencia” (no dada por Trump) ya no habrá problemas con “la oscuridad”. Así que la mejor opción es que la caracol pase a ser la nueva dios serpiente. ¿Pero, puede una caracol convertirse en una serpiente?. Haciendo un paréntesis es simpático ver la forma en como la serie nunca ha dejado de ser una historia estrictamente sobrenatural y como esto está ligado a la religión, es pues, los dioses o deidades lo que la humanidad venera, crea o se olvida. ¿Cuantos dioses en la antigüedad son en realidad excentricidades?. Siguiendo y respondiendo a la pregunta anterior, la explicación revoca el acto de Kaiki en el final de monogatari series al usar a la babosa Tofu, entonces, por consecuencia, y lógica Koyominiariana tenemos que una caracol al ser pariente de una babosa controla mejor a una serpiente.

Dejando de lado este requisito que al parecer ya está resuelto, el problema está en el segundo ápice y el que genera la mayor duda en el prota de la serie. ¿Es en verdad Ougi “la oscuridad”? ¿No la esteremos malinterpretando? ¿Qué tan fácil de convencer es Araragi? ¿En verdad Oshino Ougi es quien dice ser?. Según Izuko convertir a Hachikuyi en diosa no cambiara el rumbo de que la oscuridad venga por ella, así que la muerte de Ougi es necesaria. Ella explica que si no exterminar a Ougi no habrá conclusión, y, creo yo, ya es tiempo de conclusiones. ¿Pero antes que eso, porque se refiere a exterminar cuando es un término intrínsecamente relacionado a las excentricidades?. ¿Acaso Ougi es una excentricidad?. Efectivamente, lo que se suponía se cumple y con un par de líneas se revela la verdadera naturaleza de lo que aquí, en un par de menciones, nos rememora a la saga original del anime, bake (monstruo). Y es que al no tener una definición exacta lo que se nos revela es que lo que en verdad es Ougi Oshino es una “falsa oscuridad”. Y atención, cuando hablamos de falso no podríamos dejar de mencionar a la pajerilla Nisemonogatari. Así que seguimos en retrospectiva. Izuko vuelve a contar otra historia de su pasado que rememora un antecedente (relacionado al tercer arco de bake y la historia libre hanamonogatari) con su propia hermana, misma que la recuerda parecida a Araragi (y espero que no sea porque también era masturbada con un cepillo de dientes). Así que una vez resuelto el ¿qué es?, lo que sigue es el ¿cómo matarla?. Izuko explica que el verdadero ejecutor será el propio Araragi (¡que sorpresa!). Y como es una excentricidad del tipo desconocido la clave del asunto será descubrir su identidad…, y se desplome.


Expliquemos esto parte a parte. Primero, sabemos que la falsa oscuridad solo es una imitadora de algo que en verdad existe y que es, en resumidas, aquello que pone orden entre el mundo natural y el de las propias excentricidades. Segundo, ¿Cómo podría revelarse la identidad de algo que no lo tiene? Es por eso que lo tercero es más una consecuencia de la verdadera causa que solo se responderá ante una única pregunta ¿Quién es o, lo que es lo mismo, quien creo a Oshino Ougi?. Araragi está convencido, así que acepta la petición de Izuko (y por ende entendemos rechaza a Ougi) y le hace la pregunta del millón de dólares.


La transición que vemos y que juega/prolonga el misterio (como si no supiéramos a estas alturas la respuesta de Izuko) es ver a Tsukihi acompañando a Sengoku. La chica está en plena práctica de su afición secreta y rumbo a convertirse en la diosa… del manga como había predicho Kaiki en el último arco de la second season. La conversación tiene dos aspectos importantes que mencionar. La primera, estamos en ámbito informal de dos chicas que han tenido experiencias similares y que desconocen sus verdaderas naturalezas. La segunda, nos hablan (indirectamente) de filosofía. Cada una se ve de una manera diferente, aunque la despreocupación o el pragmatismo de una y otra coloque un enfoque en el cual los personajes han crecido más mentalmente que físicamente. La idea general es creer o ayudar algo intrinsicamente a la vida del propio protagonista de esta fanservera serie y que cualquiera que la haya visto habrá compredido. Inmediatamente después tenemos una típica escena de monogatari series; Tsukihi se encuentra con Ougi, y se monta en su bicicleta parada y con las manos estiradas en pose de cruz. La conversación entre ambas dinamita en una pregunta en especial cuando le menciona a Tsukihi sobre el último verano. De un momento a otro pasamos de lo Kawai a la vida misma y los monstruos. ¿Qué es un monstruo? Según Ougi, aquellas personas que no saben vivir sin otros. Cuando Tsukihi pregunta por la dirección,… a lo que yo respondería si tu mama te enseño a no subir con extraños… En fin, terminan en la vieja escuela quemada por el tigre de fuego. La conversación ahora toma el rumbo de fantasmas. Voy a tomar prestado la metáfora de Ougi para cerrar la idea de lo que en verdad está pasando y de este capítulo conclusivo: “… las novelas de misterio son iguales. Las lees con nervios y el corazón acelerado porque no sabes quien fue. Pero cuando el misterio ya no un misterio y solo queda un sospechoso… en serio es como si lloviera sobre mojado. Las escenas resolutorias deberían durar una frase. Cuando se sabe la verdad desaparecen el interés y el miedo son iguales. Así son las cosas”. Más claro ni el agua; solo habría que colocar una última pieza a manera de corolario: en toda historia de misterio siempre hay un giro. Terminemos esta pieza teatral y cuyo mayor atractivo serán “esos planos” abstractos y el detalle del objeto rojizo que resalta la imagen. Nos encontramos en el tercer y último acto del ultimo capitulo. Araragi está esperando… y nosotros también.


Antes de empezar el resumen de esta parte final sabrá Ougi que su clave de seguridad es poco fiable y vulnerable a cualquier hackeo ¿será también “1234” la contraseña de su Facebook o su cuenta de Instragram?... continuando, lo primero que hace Ougi es preguntar por Shinobu y otras cuestiones que nosotros ya sabemos, incluida la pedofilia de nuestro protagonista. Lo importante aquí es la forma en como Ougi comienza a revelar su naturaleza o lo que ella cree que es, sintiéndose aliviada por las soluciones anticipadas de Koyomi y su grupo exterminador y evitándole la fatiga por “el trabajo”. Hare un salto y evitare cualquier referencia al duelo verbal que tienen los dos personajes, porque considero más primordial la revelación de la identidad de Ougi y la que nos llevara más rápido a la conclusión. Así pues, Koyomi, revela lo que algunos ya sabían y el que escribe sospechaba: La verdadera identidad de Ougi es el propio Arargi; Ougi es su propia excentricidad.

Al destaparse la verdad el anime nos rememora a la historia de la hermana de Izuko, y del porque se parece a lo que está viviendo Araragi. Lo más importante es la forma en como el concepto toma la forma (de la excentricidad) y como lo desconocido es el fondo (la autocrítica de Araragi). En este mismo sentido descubrimos que así como el stress o cualquier otra inquietud física o mental son capaces de crear seres del tipo, esto mismo le pasa a Araragi con Ougi; ella es esa representación (física) de lo que subconscientemente es Araragi, un ser que no puede decir “no”. ¿Pero como toma la forma de oscuridad algo que hasta hace poco desconocía su existencia y de que más se nutre? Izuko explica todos los hechos concatenados que dieron forma a lo que conocemos como Oshino Ougi. Mientras que la idea final es que esta propia excentricidad sea el catalizador del propio creador al resolver lo que él no se atreve hacer. Encontramos un simpático simbolismo en la animación donde Izuko explica las desavenencias del protagonista con cada miembro de su harem, mientras lo que vemos es una parte del pastel con sus rostros y una fruta particular para cada una. Dicen que la duda mata, pues Araragi no ha dejado de dudar todo este tiempo si lo que hacía estaba bien o mal, y de si era merecedor de tal recompensa por parte del harem.



“Tu identidad soy yo”, con una simple frase el anime manifiesta un recurso visual fácil y efectivo a cara del espectador. El plano se repite, mientras el close up en el rostro de los dos personajes dilata el clímax de un agujero negro detrás del Ougi y que absorbe por fuerza de gravedad todos los muebles escolares. Voy hacer otro salto ya que el duelo de palabras no deja de ser eso y, además, a estas alturas llevo escribiendo esto por más de dos meses y si no lo termino lo más posible es que nunca lo termine posteando. Asi pues, el último dato o tornillo suelto es la propia resolución del conflicto de la que se ha convertido en la verdadera protagonista y parte fundamental del último tramo en la vida de Araragi. Con esa verdad descubierta, Ougi Oshino manifiesta su personalidad de verdadera salvadora balanceando los resultados de una confrontación de la cual Araragi hasta el momento no estaba enterado. Y es que la palabra “competencia” pareciera ser el eufemismo simbólico de todo el recorrido que compartieron tanto el amo como la excentricidad y la mención a lo correcto en cuanto a la resolución de los misterios anteriores. Quedando el score con una victoria para cada uno y un empate. Pero en las competencias también son válidos los triunfos por walk over o rendición, y es precisamente esto lo que sucede, Ougi termina aceptando que Araragi estaba en lo correcto y que su historia es una más dando fin a la etapa de su juventud.

Pero esto no es cualquier anime, es monogatari series y un final donde Araragi no haga un acto de heroísmo seria como pedirle peras al olmo. Así pues, en la última pestañeada y cuando Ougi ya se preparaba a desaparecer es rescatada por Araragi sacrificando este una extremidad superior que no dejara de sangrar y chorrear como si fuera una manguera para dar un momento tragicómico muy propio de la serie. Rebuscando el sentido de las palabras y/o discurso del protagonista encontraremos una sacada de vuelta al acto diciéndonos que por primera vez Araragi se salva a sí mismo, cometiendo entonces, y ¿traicionándose el personaje?, al revelarse como un egoísta. “Me salve a mí mismo”, aunque tanto la frase como la escena misma puede ser discutida per se, prefiero dejarlo ahí por los mismos motivos arriba explicados. Y de la misma forma dejo fuera al figureti de Oshino Meme junto con esa insinuación a la relación entre Araragi y “su sobrina”. Esperen, dijo sobrina?, pues así llega la solución a este embrollo digno de telenovela, Oshino Meme reconoce como su sobrina a Ougi Oshino, la reconoce, ¡existe!. Y para finalizar es momento de las conclusiones.




15 de Marzo. Día de la graduación. Algunas despedidas (con invitaciones al incesto). Algunos encuentros (con diosas lolis). Un flashback (que incluye un abrazo maternal de lo más fanservero). Encuentros y declaraciones (¿Hanekawa “vendió su cerebro”?, lol). Una aparición de una chica, las chicas le dan permiso a Arargi, el corre, se pasa, la mira y ella dice: “Tu no cambias, Araragi- sempai”; el responde: “Si que cambio. Pero por mucho que lo haga, sigo siendo yo”. Araragi siempre será Araragi. ¡¿Fin?!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, si has aguantado hasta aquí seguro tienes ganas de comentar. Sobre todo si quieres darme apoyo moral ya que es lo único que gano porque si crees que solo me dedico al blog porque me sobra el tiempo... estas en lo correcto.

Ya en serio te advierto que en este blog no hay censura, así que aprovecha para sacar todo el odio dentro que tengas reprimido, siempre y cuando no sea contra mi. Aun así si dices u ofendes al autor de este blog, no hay paltas, después de todo hay cosas peores de las que tengo que preocuparme. No por algo tengo habilitada la opción de "anónimo", así que aprovéchala.

No te preocupes por las faltas de ortografía, si haces spam a tu pagina no seas tan descarado de solo dejarme la url, si tienes alguna duda quizás pueda ayudarte, sin compremeterme a nada y de ya te advierto que no lo se todo, aunque estoy muy cerca de saberlo.

Este blog generalmente hablo de anime, cine, manga, comic y series de tv si te interesa algún tema recuérdamelo comentando y mientras mas largo mejor (obviamente me refiero al comentario).

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...