miércoles, 21 de septiembre de 2016

0

MASOU GAKUEN HxH CAP 12 (Final) – RESEÑA. Mi cuerpo me pide más, ¡A leer el manga!

Termina el anime de tetas de latemporada donde todo se decide en una batalla de poder a poder, y de pecho a pecho. Aunque en mi humilde opinión fueron más reservados ya que mi mente cochambrosa pensaba que el final definitivo sería una orgia al mismo estilo romano. En cambio, terminamos con apenas una “parada” en el cuarto del amor en donde un lecheraso Kizuna, cuyas manías sexuales cada vez son más evidentes, tendrá que excitar a la mustia mayor, llamada, Aine Chidorifuri, esta vez, con su total consentimiento (si las que dicen que no son las peores, no las conoceré yo). Antes, una generala del grupo de las prostispicegirls de “Batlantis” había incitado nuestros sentidos en el capítulo anterior con un poder que ya muchos de nosotros quisiéramos: hacerlas que tengan sueños húmedos. Así pues, con tal amenaza, el tiempo se hace cada vez más corto, mientras, irónicamente, nuestros miembros se hacen más largos. A kizuna el perfil de pajerillo asolapado lo termino de delatar y virtualiza un salón de clases donde lo primero que hace es asaltar las prendas femeninas de Aine, con el calzón fuera, la termina de humillar haciéndola pasar al frente para que de puntillas estire la anatomía y muestre un flashazo del culo descubierto. Pero como apenas llevamos cinco minutos y Kizuna todavía no toca carne la llevara a un auditorio completamente lleno de alumnado para revelar su naturaleza vouyerista, entonces… ¡Ataca!… por aquí… por allá… por abajo… por arriba… por la boca, las manos callosas de Kizuna hacen su trabajo mismo panadero con harina. La indefensa Aine sonrojada, y mojada, terminara soltando fluido líquido, mientras que delante del monitor otros soltaron sus propios fluidos y no precisamente será orina. Con el Climax Hybrid a tope, Aine, tiene una visión flotando desnuda, pensando que se va encontrar con su armamento inmoral, termina viéndose a sí misma de niña. Mientras que Kizuna le pide que resista porque todavía no se ha corrido… perdón, todavía no han salvado a sus compañeras sexuales.