jueves, 11 de agosto de 2016

0

[COMIC] BATMAN: EL TRIBUNAL DE LOS BUHOS – CRITICA

Ya  se me había olvidado que en la cabecera del blog dice que aquí se hablaba de comic americano así que en una tarea algo fácil gracias a las publicaciones de peru21 me puse con el superhéroe primigenio y porque no mi favorito, BATMAN, “El tribunal de lo búhos” constaron de siete entregas clásicas de grapas y en un papel couche que los del periódico, a pesar de que desde hace mucho el precio ha subido, todavía siguen respetando la calidad desde aquella  primera publicación de "Spider- man regreso a casa" que por ese entonces llena de mucha publicidad de golosinas (por lo que costaba la mitad) nunca llegue a terminar. En fin, el comic en cuestión, es una historia relativamente fácil de entender, plantea la situación favorita de Batman en la cual tendrá que verse metido en un misterio sobre un asesinato sospechoso, recordando que antes que superhéroe es “el detective del comic”. Lo trepidante del comic es la forma en como la historia desencaja o busca desencajar al protagonista, teniendo como referencia al pasado y poniendo en primer plano a ciudad gótica vemos metido al inicio una lucha política de la cual el alter ego tiene que tomar parte recordándonos  que él (Bruce Wayne) es un ciudadano ilustre y con poder, muy a parte de sus labores nocturnas que pocos conocen. El retrato de “ciudad gótica” es el adecuado, no tan cargado como muchos piensan debido a lo estigmatizado que nos dejó la saga de Cristopher Nolan más bien lo “interesante” es que en todo sentido se busca crear una sombra oculta bajo la fachada de un mito o leyenda urbana de la cual la familia Wayne está relacionada. El escepticismo de Batman y esa lucha casi mortal con un villano que irónicamente pareciera “inmortal” llevan a un punto mucho más psicológico, que en mi ignorancia sobre el comic no sé si ya antes se abra repetido, la historia pone al héroe en un “laberinto” (literal) de emociones dignas de cualquier plan maquiavélico del Joker solo que en este caso estamos ante una secta que se hace llamar el tribunal de los búhos y que quiere recuperar el control de la ciudad. Es cuando la frase de que el búho es el cazador del murciélago se hace más metafórica que nunca.