lunes, 25 de julio de 2016

0

HATSUKOI MONSTER (STUDIO DEEN 2016) – CRÍTICA. Un anime limitado a las fujoshis

Un completo disparate creernos que ver a un trió de manganzones en pantalones cortos puede resultar, por lo menos, gracioso. El chiste de romance disparejo, a lo lovely complex, cuya talla real es proporcionalmente indirecta a la mentalidad del protagonista hace que esa dualidad de caracteres se presenten de una manera incomoda cuando me senté a ver los tres primeros capítulos de este anime. Porque me incomoda ver que el romance crezca entre juegos de "cachacos y ladrones", o que una simple herida en la larguirucha pierna del protagonista pueda ser objeto de tremendo alboroto; quizás la parte más “chistosa” sea ese triángulo amoroso indirecto entre el líder del grupo, cuya tamaño corresponde a la edad que tiene, o que la protagonista a veces muestra más síntomas de What the fuck con este chiquillo. El shonen Ai con esa camada de secundarios tanta veces vista en los yaoi de studio deen es una combinación que junto con ese romance bajo insinuación (a veces más directa de lo necesario) de chotakon vaya teledirigido exclusivamente a las fans del genero sin mas gracia que situaciones pésimamente llevadas, lastimosamente en su lugar deja la sensación de que el anime puede ser todo menos insultar nuestra inteligencia. O solo debemos conformarnos con verlos menearse y/o posando para gozo de las fujoshis?.