miércoles, 20 de julio de 2016

0

CONTAINMENT S01EP13 (final de serie): Nadie entra, nadie sale

Rescatamos una serie que se vendió como evento en el canal CW y cuyas cifras nunca acompañaron a la productora de The vampires Diaries, en medio de una vorágine televisa donde el vórtice lo ocupa Juego de Tronos por derecho propio esta serie se debe perder, sin causar mayor desastre, en el olvido del año seriefilo. Pese a que el mejor comentario podría ser esas ganas de crear un show que acompañado de un maquillaje cutre emule un escenario de apocalipsis zombie mezclado con la linealidad argumental donde los personajes soportan las adversidades del aislamiento como recurso freudiano para ver el comportamiento del hombre todo se tornó sin gracia; ni los intentos de saqueos, los motociclistas drogos o la pandilla de negros sirvió contra el verdadero virus que propago la serie a lo largo de sus trece capítulos: una serie de acontecimientos empalagosos (besos, pedidas de mano y una despedida tirando cenizas) que terminaron por dinamitar esos discursos patrioteros americanos de el fin justifica los medios. No solo en términos científicos la serie fallo sino que procuro vender un idealismo de justicia mediática encabezada por un periodista frustrado hecho blogger y el heroísmo afroamericano de un policía que no se cansaba de luchar contra los blancos convertidos en villanos. La serie cerró en círculo, no dejando dudas no resueltas como el caso de “La cúpula” (¿hubo cura para ese virus?) sino más bien como un evento desafortunado, y sobre todo políticamente manipulable, donde el nadie entra, nadie sale pareció una letanía de la cual a muchos nos dio más de una hemorragia y no de sangre precisamente. Eso si nunca voy a olvidar que una simple cortina de baño evita cualquier contaminación por mas mortal que sea ¿?.