jueves, 23 de junio de 2016

0

La peli de hoy (17): DIA DE LA INDEPENDENCIA CONTRAATAQUE. ¡Aliens go home!

En medio de la vorágine digital llega a las salas nacionales un reboot/remake/secuela de uno de las películas que marco a mediados de los noventa antecedentes en efectos especiales. “Día de la independencia”, convertida ahora en un clásico de tv, es una película que se basa en el más puro entretenimiento americano de la temporada imprimiendo una desmedida (y casi irrisoria) dosis de patriotismo de nivel intergaláctico. Y sin olvidar que la escena de la destrucción de la casa blanca es historia del cine contemporaneo. Por consecuencia "CONTRAATAQUE" no podría traicionar este objetivo y solo pretende (engañarnos) seguir la corriente a la primera parte de la manera más lineal posible, obviándose cualquier esfuerzo por desarrollar una película por lo menos con algo más de originalidad; siendo suficiente la premisa de que los veinte años transcurridos han transformado al mundo en una superpotencia tecnológica aprovechando los recursos extraterrestres que quedaron regados. El problema de la película es que se basa en un guion poco comprometido con por lo menos alguna señal de racionalidad convirtiéndola en el mismo show audiovisual de siempre donde a la mínima oportunidad vemos la destrucción masiva tan manoseada como en cualquier película de superhéroes o cataclismos contemporáneos (sin el infaltable cliché del derrumbe del puente de turno y rescate del perro). La lógica se combina con recursos geek- freak de personajes salidos de historieta, la mayoria insoportables en su forma de vociferar. El infantilismo narrativo se contrapone a la espectacularidad visual siendo hoy en día tan necesaria, mientras que fielmente a la herencia de la película original son el grupo de personajes centrales quienes se llevan el máximo galardón al heroísmo. CONTRAATAQUE resulta prescindible en su misma meta, no quiere dejar de poner sobre la mesa la superioridad superhumana convirtiendo a la tierra en ambición geocentrica, evita convencimiento desde el punto de vista dramático, redunda en el chistecillo (in)oportuno, batallas aéreas a lo "star wars", persecuciones alocadas, no puede evitar el amorío de último momento mientras lo que si evita es un impacto mas desgarrador convirtiéndose en mero entremetimiento ligero y apto para todas edades siendo el enorme extraterrestre digital en pantalla el recurso infinito para acabar con todos… y morir en el intento. Convirtiéndose, quizás, las tomas en el espacio en lo mas rescatable de la película junto con la falta de banderas americanas hondeando a lo lejos. Finalmente hay una promesa de convertir la película en una saga al puro estilo "Battlestar galáctica". Solo el tiempo (y la taquilla) lo dirá.