jueves, 16 de junio de 2016

0

KEKKAI SENSEN Ō-SAMA NO RESTAURANT NO Ō-SAMA (OVA) – CRÍTICA. ¡A comer!

KEKKAI SENSEN se ha convertido en una de las pocas ocasiones en donde el anime alcanza categoría de arte, evitando comparaciones con obras del tamaño de Evangelion, Ghost in the Shell o Cowboy Bebop para beneplácito de los haters, que abundan y sobran, que ya se encargaran de siempre joder todo con alguna observación a modo de critiquilla aficionada y mala leche desde lo más hondo de sus entrañas viscerales. En esta ocasión que les den por el culo porque con la última ova (que todos nos topamos de sorpresa y seguramente a más de uno se nos puso dura inmediatamente), la serie demuestra que es hacer arte sobre el arte (bendigamos entonces el presupuesto de BONES). Ya no solo se trata de simplemente ese banal eufemismo de “buena animación” ni de encontrarle tres pies al gato e insistir en que si algo le falta a este anime siempre ha sido mejorar sus finales, en este sentido la ova es a la perfección el clásico (porque a estas alturas es clásico moderno ¿verdad?) capítulo autoconclusivo de Kekkai Sensen; donde el apartado técnico brilla, se cierra con un absoluto meh y finalmente no deja de ser el capítulo episódico en tono comedia; "El rey de los restaurantes de reyes" ha confabulado para que este anime (que sería menospreciarlo encajándolo en una categoría shonen) haya creado metareferencias y sumergirnos, para aquellos que captamos lo suficiente, en una vorágine de placer tan o más satisfactoria que la comida que aquí se sirve y que más de uno alcance el grado de superhombre al igual que Leo y Zap.  Misma comida que a muchos le resultara tan referencial a Shokugeki no Soma, pero que alcanza más referencias cinematográficas de nivel gourmet (como la mencionada “2001”) y por supuesto de entonación clásica, genialidad escuchar de fondo “La cabalgata de las valkirias” como presentación o "El lago de los cisnes" nunca mejor representada en una lucha por dos trozos de pescado. ¿Podemos entonces degustar a "El rey de los restaurantes de reyes"  a modo de aperitivo para una segunda temporada? o ¿quizás termine convirtiéndose en el postre final para una anime, como cientos, que se queden en un gran “lee mi manga”?. No lo se ni tampoco sintámonos perdidos como si fuera ese restaurante dominado por un puzzle, porque en esa enorme y no siempre tan elegante mesa llamada anime que tanta porquería chatarra nos indigesta cada tres meses pero que de vez en cuando nos invita los mejores platos. Mientras tanto los  invito a resistir cualquier tristeza comiendo pan o mejor, viendo esta ova.