sábado, 28 de mayo de 2016

0

SUKITE Ii NA YO CAPITLO 51 – CRITICA. Los asuntos amorosos andan en automatico

Para los que caen de casualidad por este blog siempre es bueno aclararles mi preferencia por el manga shoujo, género que va más allá de las situaciones melosas para aprovechar el desarrollo de sus personajes especialmente el lado más sensible femenino, algo que sí se sabe tocar no tiene que herir susceptibilidades masculinas. En mi caso la mayoría de shoujos que sigo son los puramente de instituto escolar japonés con personajes secundarios que siguen la pauta según el desarrollo amoroso de los protagonistas. En este caso SukiTe Ii Na Yo es uno de mis favoritos y puesto muy humildemente como el manga que más me gusto el año pasado y que la última edición de los Kodansha Awards fue nominada como mejor manga shoujo. Lo que está pasando en los últimos capítulos es que el desarrollo de los secundarios se ha ido perdiendo por tratar de acomodar las situaciones lo más fácil posible. El hueco argumental está siendo llenado por un drama de dos hermanos mellizos y que desde el inicio nos los pintan como los polos opuestos (SUKI-TTE II NA YO CAPITULO 48 - RESEÑA. Como el agua y el aceite), además de que la autora desarrolla el infaltable tema de la autoestima de una forma mucho más ligera. No es que el manga en si haya dado todo y estemos alargando el chicle al puro estilo Kimi ni todoke pero si siento que no está aportando el mismo mensaje que al principio de la historia.