jueves, 7 de abril de 2016

0

PLATINUM END CAP 6 – CRITICA. Solo uno será Dios

La nueva colaboración de los mangakas Tsugumi Ohba y Takeshi Obata cierra su primer ciclo siguiendo todo lo que se conoció en su más grande trabajo, obviamente estoy hablando de Death Note. El capítulo raya en agilidad y la tensión es constante lo que ayuda a la lectura de más de 60 páginas. Precedido por los hechos de los dos capítulos anteriores, esta vez sigue notándose varios de los gustos tópicos de los mangakas, comenzando por el endiosamiento a la figura del justiciero anónimo, siempre desvelar los misterios según las circunstancias más drásticas y, por supuesto ir, conociendo las infaltables reglas y límites de los poderes divinos de cada candidato junto con los giros y manipulaciones típicos de un ser a otro nivel de inteligencia y maldad. Mientras, vemos “caer” rivales que son usados como carnada, tan típicos de un Light Yagami como que en Death Note era el pretexto perfecto para sacar lo peor de un ser humano, aquí el camino es mas o menos el mismo.