jueves, 31 de marzo de 2016

0

MYRIAD COLORS PHANTOM WORLD CAP 13 (Final) – RESEÑA. Tetas vs tetas


Phantom World nos habla de un mundo donde todas aquellas alucinaciones o deseos humanos pueden materializarse en forma de objetos o animales, pero como ver monos mañosos en medio del patio de tu colegio o que de un momento a otro los postes de luz empiecen a danzar es medio complicado se contrarrestan con humanos (entiéndase escolares) que tienen habilidades unas más suficientes que otras como para poner orden. El concepto de Phantom o “espectro” a lo largo de la serie anime ha sido siempre muy didáctica, en capítulos casi a modo de moraleja sentimental como el caso de la chica obsesionada con el teatro, mientras que otros simplemente cómicos como el del mono y los bañadores, siempre apostando al final por “su” acción; en cuanto al diseño estuvo bastante bien y en ningún momento cayo la animación, el color sobresalió porque es un anime que tiene que forzar la imaginación y los escenarios fueron preciosos, no a un nivel GRIMGAR (que es lo mejor que tiene por cierto), pero en momentos donde había mucha acción u algún sueño el anime es para resaltar. Aparte tuvo la buena decisión de ser capítulos episódicos donde el conflicto tenía que resolverse en el mismo capítulo, no es que haya que aplaudirles por el mérito, incluso la fórmula es la de siempre en presentarnos a cada “heroína” como protagonista central y/o liándose con Haruhiko, el chico de la serie. Hasta que al final tuvimos una villana, de pecho aún más grande, que puso un poco más de trama y emoción, la única queja es la chuchería tecnológica que término siendo una base de datos, demasiado forzosa para mi gusto. Por lo demás Phantom World ha sido un anime para no darle muchas vueltas, no es el ecchi de faldas al aire y calzones a rayas pero si ha sido un anime donde lo que siempre estuvo en primer plano fueron las tetas, eso no se puede negar pero levante la mano a quien no le gustan las tetas y que las chicas meneen las caderas, ¿No hay nadie verdad?.