sábado, 2 de enero de 2016

0

LEYENDO EL MANGA DE PLATINUM END (por OhbaTsugumi y ObataTakeshi) – CRITICA. Los ángeles existen

Esta historia de la mano de una de las parejas más efectivas de la industria del manga tiene un arranque que lo conoces perfecto y es que si te has leído por lo menos Death Note entenderás siempre la tónica de sus preguntas en donde está presente ese punto filosófico sobre el valor de la vida. No es raro que las primeras viñetas de la historia comiencen con un protagonista cabizbajo, la ceremonia de apertura de clases en donde todo el mundo está feliz por entrar al instituto contrasta con el aura depresiva del protagonista y es que no pudo escoger mejor momento o quizás fue ese el momento en que se dio cuenta que su vida no tiene valor, todo el opuesto a un Light Yagami si me lo preguntas. Cuantas veces el suicidio es un tema recurrente en la vida estresante japonesa pero aquí la primera información a modo de pretexto y justificación que se nos da es que el protagonista es un huérfano acenicientado por sus tíos, así que simplemente decide caer al vacío desde lo alto de un edificio, entonces son Tokio y sus rascacielos los cómplices perfectos, pero justo en el momento preciso es rescatado por su propio ángel.