lunes, 19 de septiembre de 2016

5

RE: ZERO KARA HAJIMERU ISEKAI SEIKATSU CAP 25 (Final) – CRITICA RESEÑA. Salva a Emilia, salva el mundo

Le vi potencial desde el capítulo doble, escribí la crítica inmediatamente; confirme todo lo escrito cuando cerró el primer arco; me emocione al décimo capitulo; llore con el decimoquinto; me impacientó hasta el diecisiete, aplaudí al siguiente; seguí disfrutándolo… y ahora solo me queda decir esto: ¡EL MEJOR ANIME, DESDE “AKUNOHANA”, QUE HE VISTO EN MI PUTA VIDA!... Ya que me he desahogado con un grito de nivel super saiya (por sea caso no el de la desastrosa Dragon Ball Super) ahora respiro un poco y paso a explicar el porqué de este nuevo fanatismo que ha nacido en mi interior de otaku reprimido. Esperen, dije ¿Explicar?... pero si Re: Zero no ha sido más que entretenimiento práctico, puro y sencillo; además, ha confabulado para que el fandom, ahora sí, encuentre una nueva alternativa de anime gourmet que no tenga nada que ver con las pajas mentales post Evangelion, o casos parecidos. En tiempos donde el anime se presenta como algo más genérico (“Naruto” y todos sus bastardos) nos encontramos en el otro lado del rió donde la animación de RE: ZERO es sencillamente gloriosa, no anda con retrospectivas sino apuesta al efecto visual; atormenta a su protagonista pero no lo hace un huevon sometido por sus waifus sino es un héroe (shonen) convencional prototípico que vive (y muere) para salvar a su princesa. Y por encima resalta el elemento perturbador (original) de la muerte como show, la serie mostró un aspecto psicológico en su protagonista de límites infinitos. En Re: zero todo es cíclico, a golpe de efecto, es ver morir a Subaru Natsuki de una y otra forma como si fuera una versión anime de “1001 maneras de morir”… y que todo comience desde cero… sin tener la puñetera idea del porqué, y sinceramente, poco importa cuando tienes tremendo pedazo de serie. En resumen: cada capítulo fue una oda al cliffhanger semanal, y punto.



El anime logra balancear bien ese mundo alternativo de fantasía sobrenatural con el fanservice otaku donde flota una burbuja shojo, conviven las presencias “fetiches” de las  “waifus maids” o el terror con gore moderado. Es justo este tono oscuro lo que hace que las muertes no sean simples sino visualmente violentas; Subaru pasa del protagonista carismático cuyos líneas de dialogo eran clichés remasticados a tener un matiz poco usual, psicológicamente llega a un grado de desesperación casi conmovedora, de ahí nace el drama junto con esa impotencia de no poder revelar la verdad de su naturaleza gloriosamente graficada en cuadros repetidos donde la oscuridad, literalmente, lo asfixia. Tanto así, que nunca había sentido tanta lastima por un protagonista de una serie de anime.

El punto de terror psicológico se aprecia perfectamente en el arco de la mansión de Emilia, la búsqueda de su asesino nos regala una serie de escenas desde el lado más cómico del trabajo rutinario (y tres veces repetido) de mayordomo hasta encontrar una verdadera linealidad en la paradoja temporal. No era detener la muerte como consecuencia sino entender la causa de tal; introducir la información sobre el “olor de la bruja”, esa presencia tenebrosa del anime que finalmente he, irónicamente, usara más adelante como arma. Aquí conocimos el elemento moe del anime, así como esa compañera de mil batallas llamada Rem a la que más de uno (sin compartir el mismo sentimiento) adoró y, por supuesto, nuevo fetiche del cosplay otaku.

La historia que complemente ambos personajes tiene como centro un cuento oscuro sobre las dos hermanas demonios, entonces llagamos otra vez a la conclusión que interiormente el anime siempre ha guardado una atmosfera de terror sobrenatural ligado al aspecto religioso, que en el último arco tomara más relevancia con la introducción de “mabestias” como personificaciones de los siete pecados.

La resolución tanto del segundo, como del tercer arco argumental, coinciden en un punto en donde el protagonista alcanza la mayor virtud de héroe: el sacrificio personal. Ya sea tirarse desde un acantilado o dejarse devorar por unos perros demonios el giro del guion es que las muertes ya no son accidentales sino voluntad del propio protagonista. Elevando el nivel del personaje a un clásico héroe estereotipado, pero consiente de su propio don y lo más importante: no le da miedo usarlo.




Pero aún tenía reservado uno de los capítulos más maravillosos que nos ha regalado la animación japonesa contemporánea, dando inicio a una vertiente de sentimientos que explotaron al final. Se trata de aquel paso de lo estrictamente visual a lo narrativamente psicológico, el nivel de terror que se reserva al final el capítulo decimocuarto se basa en una serie de hechos que parten por la desesperación del protagonista, donde Subaru se siente tristemente rechazado (y desterrado) al sentimiento amoroso del perdón (previa vergüenza) termina sumándolo en una depresión casi demencial. En “El exterior de la locura”, capitulo quince, resumimos bien aquella lucha palaciega que conocimos anteriormente y de la que cuelga la mayor parte del final, el desenlace con una toma contigua de la masacre sucedida, la impresión en el rostro del protagonista que lo deja muerto en vida y, finalmente, la decapitación frente a un monstruo desconocido que desde arriba mira en un plano que lo cubre de nieve. Mientras que la musicalización se hace cómplice de los créditos en rojo que por un momento quieren engañar haciéndonos creer que el final ha llegado. Aplausos, aplausos, y más aplausos. Desde mi asiento aplaudí más veces que el propio Charles Foster Kane en “Ciudadano Kane”.



Afortunadamente no fue así. El clifhanger se cierra mostrándonos, por enésima vez, a Subaru vivo frente al vendedor de manzanas. Como si todo, fuera una pesadilla.


Lo  que vemos a continuación es una ruleta de imágenes sobre puestas, de ahí en adelante el héroe tendrá que conseguir el favor de las demás aspirantes al trono. La lucha interna es más reñida de lo que parece, solo en la presentación habíamos descubierto bien el perfil de cada “princesa”. Un punto y aparte es el hecho de que al autor de las novelas se haya inclinado por un tono totalmente feminista en cada personaje, en un escenario palaciego muy referente a los tiempos de “Juego de tronos”. Así entonces tenemos el aspecto militar, el mercantilista y el oportunista. En “La codicia de un cerdo”  Subaru se da de narices mientras que llega al punto de la humillación que sirve también como otro matiz que el héroe se verá forzado a mostrar. Lo que se arrastra no es otra consigna que salvar a Emilia (y todo el pueblo), es cierto, como de ahí en adelante será el gran leitmotiv del anime hasta el capítulo final.



En “Desgracia extrema” tenemos un capitulo efectista, aquí se procura más que el anime se vea desde el punto de vista de un personaje símil al “joker” más demente con “pereza” mordiéndose sus falanges. Logra lo necesario el cometido, mientras que apela al efecto de cansar al héroe así como deprimirlo más de lo que ya está. Salvemos el encuentro con Ram dañando más la psique del protagonista. Mientras que el poder de la figura fantástica de la “ballena blanca” reserva al capítulo decimoséptimo como uno de los más redondos del anime, no solo porque Rem ha desaparecido de la memoria de todos (misteriosamente menos la de Subaru) sino también porque al final Subaru decide contar toda la verdad, terminado con un trágico desenlace. Sufre, Subaru, sufre.

Hasta que llegamos al verdadero punto de quiebre del protagonista en particular, y del anime en general. ¿No es injusto menospreciar el capítulo dieciocho , “simplemente”, porque no pasa nada?. “Desde cero” arranca mostrándonos el desenlace del capítulo anterior viéndolo pagar por sus tres pecados, el descubrimiento de “Puck” como la bestia del capítulo quince le da finalmente el tono macabro a la serie así como la revelación que “la ballena blanca” representa a “gula” lo termina de ponerlo en el plano del terror religioso. Lo que terminara en la famosa crisis de identidad del héroe. En este capítulo Subaru recibe la maldición de la bruja como sucesor de “pereza”. Lo que sigue a continuación es un Subaru completamente deprimido, el rostro demacrado en primer plano con el que vuelve a la vida solo quiere reflejar físicamente el cansancio mental. Entonces por primera vez Subaru huye. Nunca el anime había sido capaz de sostener un dialogo de veinte minutos, donde dos personajes de animación pudieran expresar sentimientos tan humanos que a cualquiera se le parte el corazón por todo lo que se dice. Rem se declara como el mayor punto de apoyo del héroe, además de su amor, y el héroe se reencuentra consigo mismo, mientras que todo termina con un abrazo y entre  lágrimas. Subaru comenzara en otro mundo desde cero.



Entonces llegamos a la recta final, que poniéndola como un bloque funcionaria perfectamente si uniéramos los capítulos 19, 20 y 21, como el clásico inicio- nudo- desenlace de un mediometraje animado. Son en conclusión la mayor aventura, en todo el sentido de la palabra, lo que se ve a continuación. Con la fe recuperada, Subaru aprovecha el clásico “la información te da poder” y se deja de huevadas. El subaru de “Batalla contra la ballena blanca” se presenta como el más astuto para arrastrar en sus planes a todo el ejército de Crusk Kursten aprovechando el factor venganza contra “la ballena blanca”. Lo que se dice en el capítulo encierra el simple marco político de la negociación y aquella astucia de no dar la información completa sino la necesaria, el otro asunto está en que la lucha interna, por inercia, arrastra a la otra candidata que ve como oportunidad de negocios la eliminación de la ballena y sacar provecho a cierta mina que el protagonista pone como recompensa. El capítulo cierra con cierta tensión que se rompe con la aparición de la ballena blanca acompañada del ringtone, a estas alturas la sonrisa era más que forzada ante tal ingenio. De ahí en adelante Subaru es el héroe clásico, como típico idiota voluntarioso que se da ánimos a sí mismo y al resto. Lo de  “Wilhelm Van Stream” lo resumiría en una sola frase: “la espectacularidad hecha un capítulo de animación”. Salvo que alguna organización protectora de animales no ve con malos ojos toda la masacre que se da ahí, no creo que alguien pudiera objetar algún punto negativo. Un capitulo perfecto, que proyecta el honor del caballero y que por enésima vez cierra con un cliffhanger que te deja loco de impaciencia. Ya el capítulo siguiente,  , cierra de una forma más convencional. Subaru por “inteligencia” encuentra la solución para matar a la ballena. Si bien es cierta la acción termina cayendo, a la par de la ballena, podríamos decir que lo importante ahí es que Subaru ha conquistado una aliada. El cuadro final es esa nostalgia del anciano caballero/mayordomo Wilhelm junto con esa promesa a la esposa. Quizás esa representación de la flor en el campo sea un poco más kawai de lo necesario. Finalmente es el inicio del arco final que terminara enfrentando al protagonista, ahora mejor resguardado, con el culto de la bruja.  


¿Podríamos habernos ahorrado los últimos cuatro capítulos en uno?. Aunque la transición de “Un destello de tristeza” argumentalmente nos da algunas referencias importantes quizás la trascendencia pierde importancia debido al cierre definitivo del anime. Aun así, en dicho capitulo, se hace hincapié en la organización política del culto de la bruja regida por una “biblia negra”, cuyas cabezas son siete representantes cada uno tomando como referencia un pecado capital. Lo más inquietante, y seguramente cabo sin resolver salvo para los lectores de las novelas, sea la mención constante de la desaparición de “Soberbia” y una nada poco probable relación con el protagonista. A pesar de eso y de que ya el tramo final se podría calificar como forzado el cierre es más rápido de lo previsto y forma una extraña relación final entre el rival Julio y Subaru que será una de las piedras angulares de cara al final del anime. Por eso en “Vil pereza” vemos una decisión final en las manos del caballero. El capítulo veintitrés difiere mucho en cuanto regularidad, casi, casi pareciera que lo flojo de cada escena se debe más a la indecisión de como terminar la propia serie. El mismo caso pasa con tener un loop repetido, y cansino, de las constantes muertes de pereza como eje protagónico para que se el siguiente “reboot” de escenario. El capítulo siguiente, “El autoproclamado caballero y el amable caballero” no mejora en ese sentido, el histrionismo de Julios desespera ante la seguidilla de diálogos que se dan. En ese mismo capítulo vemos una reivindicación permitida para no olvidar que Emilia cargaba un conflicto personal debido a su mestizaje, y una resolución más practica siendo los niños el centro de atención y de reconocimiento. Lo malo de esta parte es que se sacaron conejos de la manga como la posesión corporal, una capa que esconde la identidad y ciertos trucos mágicos. Al final pereza es más duro que Bruce Willis y muere más veces que el propio Subaru. MENCIÓN APARTE EL CAMEO DE LA PUTA “BRUJA”.


Hasta que llegamos al fin definitivo. Cualquier cosa que escriba sería dar más vueltas de lo necesario. No esperaba más de lo que dieron en el capítulo veinticinco, incluida la parafernalia cinematográfica de la persecución, el salto de último minuto, el dialogo grandilocuente, la frase cursi, la explosión final, la declaraciones, los pétalos rosas flotando, ¡El hapy ending! Obviemos esas partes para las siguientes líneas: “Nunca se tiene suficiente felicidad. Y si te parece mucha, puedes compartirla… tomate el tiempo de enamorarte lenta y firmemente de mi… gracias por salvarme Subaru”. Mierda, ¡HASTA YO ME ENAMORARIA! Entonces, ¿¡DE ESTO TRATA ESTA HISTORIA!? Si, ¡DE AMOR!... 


5 comentarios:

  1. Muy de acuerdo, un muy buen anime. Aunque en el episodio final esperaba un cliffhanger jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi lo que me termino de gustar es que no cerrase con cliffhanger, como en las novelas. Ya si hay segunda temporada, es otra cosa.

      Eliminar
  2. Si, por ese final pareciera que la cosa llega hasta ahi (especialmente por ese "de eso trata esta historia", pero no creo el anime gano mucha fama y no creo que lo dejen en una sola temporada.
    Es que nos tenian muy acostumbrados a los cliffhangers.

    ResponderEliminar
  3. me encanto tu reseña sabes sacar muy bien a flote los puntos buenos de la historia pero tambien recalcar los fallos. personalmente creo q este es un anime muy bueno y talves varios por estupides no pudieron ver la historia de fondo y las motivaciones y miedos de todos los personajes desde rem hasta el mismo subaru

    ResponderEliminar

Hola, si has aguantado hasta aquí seguro tienes ganas de comentar. Sobre todo si quieres darme apoyo moral ya que es lo único que gano porque si crees que solo me dedico al blog porque me sobra el tiempo... estas en lo correcto.

Ya en serio te advierto que en este blog no hay censura, así que aprovecha para sacar todo el odio dentro que tengas reprimido, siempre y cuando no sea contra mi. Aun así si dices u ofendes al autor de este blog, no hay paltas, después de todo hay cosas peores de las que tengo que preocuparme. No por algo tengo habilitada la opción de "anónimo", así que aprovéchala.

No te preocupes por las faltas de ortografía, si haces spam a tu pagina no seas tan descarado de solo dejarme la url, si tienes alguna duda quizás pueda ayudarte, sin compremeterme a nada y de ya te advierto que no lo se todo, aunque estoy muy cerca de saberlo.

Este blog generalmente hablo de anime, cine, manga, comic y series de tv si te interesa algún tema recuérdamelo comentando y mientras mas largo mejor (obviamente me refiero al comentario).

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...