sábado, 14 de mayo de 2016

Pin It

Widgets

0

THE VAMPIRES DIARIES SE07EP22 (final de temporada): Los vampiros que viven de alquiler

Termina el suplicio de la septima temporada de la serie de ¿vampiros? de la CW y si ha encontrado el hueco de los viernes a los que se ha visto arrinconado no es por simple capricho o  necesidad (al fin y al cabo si algo sobra son series de tv). Sino más bien un tipo de favor que el canal americano le hace a su segunda serie veterana en la actualidad. Y es que The Vampires Diaries es una sobreviviente absoluta, vive de alquiler en una televisión donde cada vez son más comunes las cancelaciones; pensar que la salida de la protagonista peso tan poco en esta temporada, entiéndase siguió patas arriba como la constante desde hace tres años, es darle la razón a uno de los motivos que leí de un crítico español y es que verdad de dios The Vampire Diaries ha sido víctima de sus propias  muertes y resurrecciones súper mágicas.

La temporada trajo el mismo problemas de siempre, la falta de un villano consolidado a cambio de un par de malos al uso. La séptima temporada trato de hacerse más “interesante” desde el final de temporada anterior siendo el flashforward el recurso narrativo constante, lo que realmente ha pasado a nivel tiempo han sido tres años en donde veíamos situaciones de persecuciones, entremeses raros y parejas forzadas todo siempre esparciendo miga para los incautos que creíamos que lo mejor llegaría en algún punto. Por supuesto para ubicarnos en situación tuvimos que esperar un “relleno” raro de media temporada en donde el villano de turno era un padrastro nada amigable lo que conflictuaba las eternas discusiones de los hermanos Salvatore.

Lo cierto es que en muchos momentos la nueva familia Salvatore realmente fue lo más rescatable de la temporada. Teníamos a un pueblo tomado por “herejes” mientras  que Stefan solo reclamaba paz. El drama familiar con Lily aportaba un hueco dramático que la serie siempre se encarga de no perder; además de que la unión familiar como base siempre ha sido el meollo desde los mejores tiempos de Klaus y la familia de originales. A esto le sumábamos el propio drama personal de Lily con esa necesidad de tener a alguien para elevar la autoestima muy bien llevado por el personaje, lo mismo pasó con tener un villano con tendencias violentas. Lamentablemente no termino de explotarse lo suficiente todos estos aspectos sino que apresuraron ambas muertes en puntos melodramaticos rebuscados. Quedo como simple anécdota enteramos que Valerie fue quien desvirgo a Stefan. Mientras que el drama lésbico de Mary Luis y Nora llego demasiado tarde, junto con el innegable hecho de que Matt pasó de ser un simple patético humano al patético sheriff del pueblo que nadie respeta. 

A partir de la segunda parte comenzamos a conocer el eterno recurso sobrenatural en forma de espada y una piedra que tenia el poder de encerrar el alma de los vampiros. Entre líneas era otra de las formas "inteligentes" de tener muertes y consecuentes resurrecciones. Si bien es cierto la primera mitad de temporada trato de mantener alejado este hecho a cambio de otros derroteros mas centrados en la familia al final la temporada termino centrando importancia en ese artilugio junto con una cazadora (otra más) que tenía como particularidad cierta “obligación” por matar vampiros. Lo enredado de las tramas iniciales cayó mucho más cuando teníamos a los personajes totalmente dispersos, cada uno en lo suyo. Hasta que la trama central sirvio para descubrir por enesima vez que Damon sigue siendo el mismo personaje que solo piensa en sí mismo, su personaje cayo en ese letargo incansable del hermano egoísta que necesita siempre un soporte emocional para dar algo de él.  Mientras que Stefan simplemente se limitó a seguir nadando contra corriente, sus etapas siguieron en los límites de lo plano y lo conocido. Tratando siempre de marcar distancias con el hermano oscuro o en su defecto dejarse seducir por un comportamineto mas violento. Lo más raro es que realmente la serie va de los dos hermano quizás por eso el hecho de la sombra de Elena no tuvo sentido, y entiendes porque el drama de ella era más romántico que realmente necesario. La serie con esta temporada confirmo que lo que realmente la sostiene de un hilo es la dinamica amor odio de los hermanos Salvatore.

Por eso choco con tener una villana final como clon cutre de Elena, no era necesario. Fue una ida de olla total lo que pasó en el último tramo de la serie era tener más de lo mismo, con vampiros anómalos en las calles junto con necesidades amicales puestas a prueba y esas obsesiones por querer siempre solucionarlo todo pese a quien le pese y cueste lo que cueste. Bonni Bennet era hasta ese momento la vedette de la serie, por una parte estaba tan manoseado desde hace mucho y había pasado por tantos momentos que entendías perfecto porque estaba tomando terapia (entendible y recomendable). No paso lo mismo con su relación sospechosa con Enzo, un personaje que siempre termina estorbando en la serie.

En cambio con Damon funciono mejor al igual que en los últimos años, lamentablemente esa relación termino de dinamitar la dinámica a cambio de momentos demasiado intensos para alguien que ha pasado de simple bruja de pueblo a la versión femenina de Blade el cazavampiros. En esta temporada la serie termina por que perder a todos tus personajes femeninos junto con Bonni lo de Caroline fue más ligero debido al embarazo real de la actriz, igual así se notó que le peso de personaje estaba perdido supliendo maternidades forzadas e improvisando un romance con Alaric el eterno cabo suelto.

El tramo final fue el de la formula eterna con esa necesidad de siempre andar a correrías por salvar a alguien mientras que sacrificas a otros, agregar con un gore que ya no impresiona y los trucos de magia fueron los mismos recursos que raya en lo infantil, mientras que el peso romántico de la serie se diluía según las esperanzas del cansino de Alaric. El giro era menos espectacular de lo esperado, era mucho más correcto matar personajes que perder el tiempo haciéndonos creer que morían. Matt Donovan se cansó de ser el personaje peor usado (y un actor sin futuro)  así que toma sus cosas y se manda a largar. Mientras que tenemos un desenlace donde comienzan a narrarse hechos (escritos en diarios que ya nadie recuerda ni importa) como consigna de escribirlo todo para el regreso de Elena (otra señal de que la serie está en las últimas). Mientras que la presencia de las manos digitales de una bruja hace pensar que es el cliffhanger de temporada donde vemos como Damon y su compinche Enzo anda destripando gente… por enésima vez seguida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, si has aguantado hasta aquí seguro tienes ganas de comentar. Sobre todo si quieres darme apoyo moral ya que es lo único que gano porque si crees que solo me dedico al blog porque me sobra el tiempo... estas en lo correcto.

Ya en serio te advierto que en este blog no hay censura, así que aprovecha para sacar todo el odio dentro que tengas reprimido, siempre y cuando no sea contra mi. Aun así si dices u ofendes al autor de este blog, no hay paltas, después de todo hay cosas peores de las que tengo que preocuparme. No por algo tengo habilitada la opción de "anónimo", así que aprovéchala.

No te preocupes por las faltas de ortografía, si haces spam a tu pagina no seas tan descarado de solo dejarme la url, si tienes alguna duda quizás pueda ayudarte, sin compremeterme a nada y de ya te advierto que no lo se todo, aunque estoy muy cerca de saberlo.

Este blog generalmente hablo de anime, cine, manga, comic y series de tv si te interesa algún tema recuérdamelo comentando y mientras mas largo mejor (obviamente me refiero al comentario).