jueves, 24 de marzo de 2016

Pin It

Widgets

0

BOKU DAKE GA INAI MACHI CAP 12 (Final) – CRITICA RESEÑA. El hilo de la araña

Termino uno de los anime sensación de la temporada de invierno 2016, marcando una serie de hechos desafortunados para el protagonista desde el principio y como pocos hasta el final de la serie, lo más interesante del anime ha sido seguir la responsabilidad de un “niño” (con la conciencia de su “yo” adulto) por cambiar el futuro, en ver como esa conciencia lo traicionaba por momentos “hablando en voz alta”, descubrir nuevas emociones en hechos olvidados y como ese compromiso hecho promesa se ve roto o frustrado en más de una ocasión; Satoru ha sido el protagonista por partida doble, mientras que el adulto a quien no dejaba de lloverle desgracias se aferraba a su libertad con toda la ayuda posible (mención aparte Airi como la otra protagonista de la serie), el Satoru niño iba recuperando lo más importante en un ser humano: amigos. Porque a veces quedarse acompañando a alguien, es suficiente para salvarle la vida.

El impacto de la muerte de la madre de Satoru va hilando la trama del anime, ya antes habíamos tenido las explicaciones respectivas a como funciona ese don (o maldición) del protagonista y después llego la clave con una precognición sobre un hecho relacionado a secuestros del pasado, con todos estos antecedentes el anime se va triangulando como un thriller cuyo consigna principal es salvar a Kayo, la ex compañera de clases y primera víctima, porque se entiende que detener el secuestro y futuro asesinato de las niñas evitara intrínsecamente el de la madre de Satouru, descubrir las causas (porque siempre habrán motivos) y lo más difícil, detener las posibles consecuencias. Hasta esos momentos la serie era un carrusel de idas y venidas temporales, cuyo efecto deus ex machina llamado en la serie como “revival” sirvió como recurso efectivo para que el anime no pierda el ritmo (y no se termine en convertir en un slice of life), casi siempre en forma inconsciente siendo la recurrencia la huida como interruptor para que la “revival” se active, en cambio otras pareciera más un deseo en forma de rezo que un poder (como cuando fue capturado), y no puedo dejar de mencionar que el mayor defecto de la serie ha sido dejar sin una explicación los motivos de porque era Satoru “el elegido”, hecho que a algún purista “quizás” puede dejar inconforme.

Hasta que llegamos a los capítulos finales, como todo buen procedimental descubrimos que el asesino siempre está más cerca de lo que creemos, la revelación no llega cuando se descubre “esa verdad” ni cuando en medio tenemos un discurso filosófico con comparaciones metafísicas sobre el hilo de la araña (después de todo es un anime con pretensiones), sino que es cuando vemos las nuevas consecuencias, es ahí cuando descubrimos el verdadero significado del “sacrificio”, quizás no desde el lado más consiente sino que ver que el futuro ha cambiado de la manera más triste, ha sido ese giro que el espectador necesita para darse cuenta que estamos ante una obra adulta, que no tiene pena de mostrarnos que sus protagonistas sufren; ver como la madre vive para cuidar al hijo postrado, termina siendo una paradoja cruel pero realistamente consecuente a como se inician los hechos, pero lo más realista es ver como todos los demás han hecho sus vidas, que el tiempo no se detiene y que a pesar de que el protagonista encuentra la luz al final del túnel y pasa por una etapa de recuperación conmovedora, todo lo hecho anteriormente pareciera ahora no importar, porque ahora se encuentra solo con un lapsus mental en donde recuperar el ultimo recuerdo es la pieza final para hacer justicia.

La virtud del anime fue que nunca mostro más morbo del que debía con respecto al villano y su filosofía de vida (aunque nunca llegamos a comprender la verdadera razón asesinar, si es que la hubo), sin dejar de ser siniestro y misterioso cuando estaba oculto y trasmitir el miedo de su presencia como cuando lleva en sillas de ruedas a Satoru y termina por desvelar su naturaleza en el último enfrentamiento en la azotea. Las líneas temporales han sido claras y concisas (y todos sabemos que los viajes en el tiempo casi siempre resultan trillados y confusos), a la vez que su “efecto mariposa” concuerda como punto de inflexión y es que aquí vemos como el destino puede ser sarcástico y hasta un villano más de la serie, donde a veces "solo" puedes cambiar el “como sucede” y otras veces terminas cayendo del hilo de la araña. El final se centro en remarcar que Satoru no debe cargar todo el peso del mundo sobre sus hombros, que esos nuevos años postrados le han hecho ganar verdaderos amigos y que la madre es el simbolo mas grande que tiene para seguir viviendo. El destino llega con un cielo nubloso, cuando se enfrenta al villano este comienza a tomar el control de la situación, desde el inicio ya esta manipulado todo, le dice que no pueden detenerlo. Pero Satoru tiene un as bajo la manga: el sentimiento. Es raro pero en esos momentos cuando el villano muestra una pizca de humanidad y ve como su igual a Satoru, cuando esa incomodidad por saber su futuro, esperar respuestas, todo esto el tópico del Hannibal; aquel monstruo que se "obsesiona" con su presa y termina amándola. Por eso Yashiro sabe que no puede dejar que viva, pero la vida pareciera ya no tener sentido sin esa espera de quince años. Ahora el decide también morir. Pero la sorpresa es grande Satoru tiene un arma secreta, ha hecho amigos. La resolucion difiere del manga en los modos mas no en las intenciones, en todo sentido esta la intencion del enfrentamiento, de que Satoru sea quien plante cara y también el ligue que la verdadera fuerza viene del grupo. Ahora con toda una vida, la carrera como mangaka pareciera tener mejor futuro, se encuentra a su paso con personajes que conoce, mientras que a plena nieve el destino le tiene una sorpresa, ya no es el revival sino se trata de creer. El encuentro pareciera decir que el chico se queda con la chica, no era Kayo sino Airi.


A sido interesante ver Boku dake ga Inai Machi, que después de la primera apreciación sus doce capítulos son una muestra perfecta de lo que es ver un buen anime desde una comparsa técnica de nivel sobresaliente, junto con el acompañamiento musical perfecto en donde rescato con el perdón de los fans de AKFG el ending maravilloso que tiene y sobre todo manteniendo el hilo argumental del comienzo, sí es cierto que el anime hablo de amistad, del amor maternal y de un adulto que necesita volver a vivir su pasado para que deje de ser el frustrado sin aspiraciones de un inicio, pero la verdadera tarea del anime y lo que realmente me gusto fue ese puzzle de procedimental y detener a ese villano de ojos rojos y mente siniestra, que esperaba que despierte ¡para matarlo!, como si fuera una tragedia griega.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, si has aguantado hasta aquí seguro tienes ganas de comentar. Sobre todo si quieres darme apoyo moral ya que es lo único que gano porque si crees que solo me dedico al blog porque me sobra el tiempo... estas en lo correcto.

Ya en serio te advierto que en este blog no hay censura, así que aprovecha para sacar todo el odio dentro que tengas reprimido, siempre y cuando no sea contra mi. Aun así si dices u ofendes al autor de este blog, no hay paltas, después de todo hay cosas peores de las que tengo que preocuparme. No por algo tengo habilitada la opción de "anónimo", así que aprovéchala.

No te preocupes por las faltas de ortografía, si haces spam a tu pagina no seas tan descarado de solo dejarme la url, si tienes alguna duda quizás pueda ayudarte, sin compremeterme a nada y de ya te advierto que no lo se todo, aunque estoy muy cerca de saberlo.

Este blog generalmente hablo de anime, cine, manga, comic y series de tv si te interesa algún tema recuérdamelo comentando y mientras mas largo mejor (obviamente me refiero al comentario).