lunes, 28 de diciembre de 2015

4

BORUTO NARUTO THE MOVIE - CRÍTICA. De tal palo, tal astilla

BORUTO THE MOVIE solo me ha servido para confirmar que Naruto es un producto exprimido a más no poder salvando distancias ni el relleno del anime (fácilmente prescindible) o el alargue discutible del manga (al final más fácil de leer) comparten la hazaña de sacar historia de donde simplemente no hay, inventarse algo que pareciera más un drama familiar muy simplón y hacerlo pasar por una película de casi cien minutos donde me cuentas cosas que se ven a cien kilómetros como acabaran, imprimiendo una atmósfera que confunde el verdadero espíritu de la serie. Si cuando comentaba que THE LAST (NARUTO THE LAST MOVIE - Crítica) apuntaba un viaje shoujo (irregular) entre Naruto y Hinata, BORUTO THE MOVIE me queda como una gran incógnita el saber a que realmente apuntaba, no es precisamente la aventura de inicialización que uno espera sobre ese héroe “por genética” para seguir la dinastía (y las ventas), le sigue faltando humor y es que el gran problema al que nos enfrentamos es si Boruto por algún instante de su propia historia no deja de ser otro Naruto en toda regla (aquí adelantándome a que abra más de este personaje con su propio manga), por eso es que notas una película en donde lo único que descubres es que los hijos siempre quieren ser como los padres o simplemente son como los padres, como una falsa enseñanza, las personalidades opuestas o la admiración cruzada que siente Boruto y Sarada por sus respectivos progenitores queda más como un mal chiste que una base para un buen argumento.