sábado, 20 de junio de 2015

0

AO HARU RIDE LIVE ACTION - CRITICA RESEÑA


Los live action de esos shojos mangas que se convierten en anime son productos que no se les puede criticar como películas de cine sino que están ligadas a la serie, es como una etapa final del merchandasing japonés de la historia, en su momento le paso a Kimi ni Todoke y ahora mismo el shojo  de la temporada OREMONOGATARI ya tiene confirmada su versión live action el mayor problema de los live action es el tiempo no es lo mismo una historia que se cuenta en 12 capítulos de 20 minutos que abarcar la misma historia en una película de 2 horas. Si el capítulo del anime es perfecto para un capitulo manga de un promedio de 40 páginas, lo contrario a un shonen de 15 páginas que se toman más capítulos o el tan odiado relleno, muy pocas logran lo del live action de Death Note que logra reformular una historia ya contada, para un adaptación live action como es el caso de AO HARU RIDE que tiene una propuesta que abarca más historia que la adaptación anime su mayor problema fue esa primera hora, porque en esa primera hora pasan muchas cosas y ninguna tiene a completarse, claro si tomamos  que tú como fan ya sabes la historia a donde apunta es al fan que entiende como, porque y cuando suceden los distintos hechos que van transcurriendo porque en esa primera hora se desatan demasiados cabos que no se vuelven atar más adelante no hay tiempo para por ejemplo poner más énfasis en la duda adolescente de Yoshioka y el porque ese descuido personal (si es que lo hay), porque solo queda en esa escena en donde se finge torpe cuando hablan de ella, más adelante su relación con las amigas se precipita porque en ese arco del paseo se interrumpe solo para presentar a Touma y te alejas las otras historias con los otros romances que se van planteando en la serie como el caso de Makita y Shuko,  en esa escena en donde ambas se confiesan de sus gustos fue suficiente para saber que Makita estaba enamorada de Kou y de que Shuko del hermano mayor pero ambas casi despiden sus sentimientos al minuto siguiente, en esa primera hora la película tiene momentos pero que lamentablemente solo funcionan a medias en los silencios o cuando Futaba está en primer plano por otro lado las secundarias son eso, solo trascendentes a la hora del consejo de turno o los ánimos romanticones no es que en la serie la autora del manga les haya dado el gran momento a las dos amigas pero en la película son totalmente prescindibles, obviaron la escena en la estación del tren.  Quizás poner más énfasis solo el triángulo Makita-Kou-Futaba hubiera aportado mucho más. Esa primera hora es completamente cortada.