lunes, 11 de mayo de 2015

6

NARUTO THE LAST MOVIE - Crítica


Naruto The Last tiene el propósito de rellenar ese hueco que hubo entre el capítulo 699, que debemos tomar como el final de toda la historia anterior, y el capítulo 700, en donde se nos adelantó y se resuelven la vida de todos los personajes, y aparentemente nos despedimos de todo lo que es Naruto. La película amplia el ya amplio universo, además de que confirma que Konoha se ha convertido en una metrópoli; no hay que ser muy adivinos para saber el destino o la forma de narración y el sentido de la misma película sea, y es, el de una aventura. Lo malo es que esa aventura de nada sirve, los demás integrantes del grupo están de relleno aunque Shikamaru muestra chipazos de inteligencia, Sai es la utilidad al uso, mientras que Sakura esta de alcahueta mas una breve aparición heroica de Sasuke (a esta en eso jode). Lo verdaderamente insoportable de la película es que se vuelve un viaje muy shojo y esa interminable bufanda es el símbolo del nacimiento de la pareja Naruto- Hinata. Para que me entiendan lo llevaron mucho por el lado de los chocolates en San Valentín porque todos esos problemones que se hacen a la hora de dar el chocolate para una chica al chico que le gusta, sobre todo si entendemos que ahora es un héroe o sea su vida ya está resuelta por ese lado, ya no hay el problema del reconocimiento y debemos entender que el tarde o temprano será Hokage incluso el propio Shikamaru se lo recuerda, por ese lado la película pierde encanto y cae en un embrollo amoroso para las náuseas (que me dicen de ese beso en la luna), valía poco que te inventes un desastre estilo Armagedón en donde el caos final recuerda mucho las peliculas estilo Saint Seiya o que te saques de la manga al hermano del viejo de los seis caminos. The Last es un shojo casi para las nauseas.