martes, 14 de abril de 2015

2

ORE MONOGATARI!!. La chica, el príncipe y el ogro


Así como el shonen es agarrarse a trompada limpia so pretexto de búsqueda de superación en el shojo las cosas son situaciones aspiracionales de aprendizaje de socialización con el eterno camino conflictivo de dos enamorados. Ore Monogatari el último de los anime que veré esta temporada y que cosas de la vida me gusto por encima de una Kekkan Sensen o del nuevo anime del clásico Ghost in the Shell me gustó mucho más los motivos porque simplemente me encanta el género y que importante debe ser esta historia que ya está confirmados 24 capítulos teniendo en cuenta que la mayoría de animes  shojos (y de todo género) desde mi Kimi ni Todoke ninguna ha pasado de los 12 o 13 capítulos  y además es una adaptación de MadHouse que sabe bien su negocio y que el primer capítulo es un ejemplo de ritmo en los escenarios porque recorremos desde el desordenado cuarto de Takeo hasta los trenes japoneses y el tema del acaso que suelen suceder nos olvidamos completamente del típico shojo escolar de salón de clases e intercambio de asientos entonces ¿Se puede pedir más?. 
Es una verdadera revolución porque es muy difícil para el shojo salirse del esquema estilizado en sus personajes protagonistas aunque ha habido casos como una Lovely Complex más o menos su conflicto es parecido porque aquí las diferencias físicas los separa,  siguiendo el triángulo amoroso es mucho más llamativo que los chicos o chicas oportunistas que siempre están dispuestas hacerle la vida imposible a los protagonistas de la historia. Seguimos con el mismo diseño que trasciende en las personalidades de los protagonistas estamos acostumbrados a chica introvertida y chico súper popular con un aura de idealismo. De ahí comienza la historia de amistad a la par del enamoramiento puaj la misma monserga de siempre. Bueno pues si buscas algo distinto Ore Monogatari es perfecta porque en primer lugar es la historia desde los ojos del chico claro que las cosas si la miras fijamente y aparentemente no cambian en mucho más que en lo físico pero es esto justamente lo que la hace atractiva porque el Takeo esa enorme mole tiene todos los sentimientos de chico shojo que uno requiere en este tipo de historias es admirado, noble e incansable consigo mismo pero también tiene esa voluntad atolondrada que rodea muchas veces a las protagonistas de las series o de su carácter de mártir  y no nos olvidemos de lo más importante es enamoradizo como la típica chica shojo  lo que lo diferencia del resto: su aspecto físico intimidante. 
Lo que se presta primero para crear una imagen con mucho humor y por otra parte para un cuadro totalmente atípico con Yamato la chica 'bonita' del cuento mientras que ella misma es una monería de encantos porque tiene esa modosidad o esa timidez para defenderse de su acosador pero también esa maña para jugársela con el viejo truco del celular olvidado (porque eso de que se me olvido el celular es truco viejo ¿o no?) o la valentía de pedir el número de celular del idiota de Takeo y no olvidemos que también es la típica chica hacendosa con talento en este caso es  la repostería. Pero  les juro que desde mi Ume Kurumizawa no había enamorado de una chica anime, que preciosura a la hora de animar en esa escena en donde la pobre corre y toda cansada con su respiración cortada y ver su carita toda sonrojada wou  es para enamorarse. Aparte está el tercero en discordia Makoto que leí por ahí tiene mucho de un Kyoya Sata de una Okami Shojo to Kuro Ouji, pero sinceramente como lo veo es mucho más frio porque a diferencia este es más directo al desencantar a las chicas y no se anda con esas poses fingidas con las que actúa Kyoya. Este anime tiene algo de que las apariencias engañan mientras que la pareja perfecta seria Yamato y Makoto mientras que él tiene aires de superioridad que da signos de que la chica le interesa en algo la chica se muere por el grandulón atolondrado y como sabemos en el mundo del shojo es todo un suplicio decir 'me gustas'. 
Mientras que el chiste en esta historia está en ver como el idiota de Takeo malinterpreta las señales que le va dando Yamato y si Makoto logra sentir algo más por Yamato es un completo enredo amoroso que ojala tenga más comedia que situaciones empalagosas. Con un OP aceptable el corazón de la serie está en esa introducción del anime cuando el ogro azul se vuelve villano para que el ogro rojo quede como héroe, en este caso está en ver todo lo que será capaz de hacer Takeo por juntar a Yamato y Makoto a pesar de que él está enamorado de ella y es que se entiende que el grandote confié tan poco en el si desde el jardín todas las chicas se han fijado en el antipático de Makoto.

Makoto y Takeo son amigos y vecinos desde la infancia pero ambos son muy diferentes tanto física como de personalidad mientras que Takeo es más corpulento y su rostro inspira temor a pesar de que su carácter es más afable y colaborador con quien lo necesita a pesar de que eso muchas veces lo pone en apuros en cambio Makoto es todo lo contrario atractivo todas las chicas se enamoran de el aunque el las rechaza a todas. Cierto día cuando viajan en tren ambos rescatan a una chica que estaba siendo acosada desde ese momento Takeo se enamora de la chica llamada Yamato ella también se interesa por el pero no se lo dice directamente lo que hace que Takeo se confunda y piense que ella está interesada por su mejor amigo cuando ella le pide su número de teléfono él lo malinterpreta y piensa que verdaderamente está enamorada de Makoto pero que no puede decírselo a partir de ese momento su objetivo será que ellos dos se conviertan en pareja.


TAMBIÉN PUEDES LEER: