domingo, 8 de marzo de 2015

0

TWO AND A HALF MEN SE12EP16 (Final de serie): Of Course He’s Dead. Los voy a extrañar

Termina el dolor de cabeza que fueron los últimos cuatro años para two and a half men y es que con la misma pregunta todos los benditos capítulos preguntándose si Charlie Sheen lo hubiera hecho mejor, si Charlie Sheen se ponía más jarra a la hora de tomar, si Charlie Sheen se cogía mejores mujeres, y todos llegaban a la misma conclusión con Charlie Sheen termino la serie. Al final el tiempo le dio la razón al buen Chuck Lorre y supo sacar a flote cuatros años de Two and a half men sin Charlie Sheen cuatro años que fácil podían haber sido ocho o diez más y es que los números no mienten y que si por algún momento la serie hubiera sido más gasto que ganancia se cancela en un dos por tres sin pena, acuérdense que estamos tratando con gringos y si tu zapato ya no da para más simple lo tiras a la basura y te compras unos nuevos. Así y todo la serie llega al final porque le paso lo que a todas: el tiempo jugo en su contra, (aparte de que ha encontrado algo igual de rentable, más fresco y sobre todo noble como MOM), imposible pedir que después de doce años los personajes sigan jugando a los idiotas más idiotas de la tv gringa así como ellos cambian el público ya no es el mismo, a veces nos aburrimos. Con el ingreso de Ashton Kutcher un actor promedio con más gracia que un chimpancé estuvo tentado a convertirse en un nuevo Charlie Harper más fresco y juvenil la diferencia que no daba la talla entonces se acomodó más en el papel inicial del hermano Alan solo que  este no sufría para llevarse a las mujeres a la cama, pero igual fracasaba a la hora de entablar una relación seria y formal. Entonces el papel de Alan paso al de ser el idiota bonachón y perdedor al del simple idiota a la enésima potencia diferencia que había más mujeres y que de alguna forma por pena o la idiotez pero terminaba llevándoselas a la cama, un fracasado total sin fortuna ni trabajo así termino Alan Harper. Porque en esta serie todo era cama, con o sin Charlie Sheen eso nunca cambio. Y si hablamos del buen Jake no era lo mismo ver al niño falto de inteligencia que se tiraba pedos y eructaba eso resultaba casi tierno que al grandulón falto de cerebro que igual se tiraba pedo y eructaba eso era vulgar y chocante. Otra salida más que para mí no cambio nada porque la esencia de Jake se perdió cuando creció y enflaco. Entonces llegamos a la misma conclusión del final de capitulo "como alguien gana tanto dinero con chistes estúpidos", risas, todos miran a la cámara y nos preguntan. Y es que los guionistas y el público debieron entender que esta serie no educaba ni usaba el chiste fino sino que todo corrió de la mano del chiste sexual, de las drogas y de la comedia gringa para gringos (la comedia familiar de los sesenta murió en los noventa). Sobre el final basta una palabra que también se notó en toda la última temporada nostalgia, a eso jugaron todos a la nostalgia y a soltarles la correa al elenco y que nos demuestren que todavía no habíamos visto lo peor: la boda de Walden con Alan. El de acomodar las cosas para que las novias más recordadas se despidan, el tema de la adopción fue más nostalgia sino como debemos tomar al pequeño Louis el niño euro asiático que resulto más educado que la versión más infantil de Jake y menos problemática que la hija desconocida del Charlie Harper (la lesbiana Jenny). Quedando como generosidad Lindsey para Alan Harper. Se habla mucho de como terminaron pintándonos la imagen de Charlie Sheen y que simplemente lo terminan de enlodar pero la verdad quien sabe más de escándalos que el propio Charlie Sheen como si lo que hubieran dicho en los guiones no fuera la realidad (“dejara la bebida, pensara en sus errores y después hará  algo peor”). Si no se pudo ver por última vez a Charlie Harper (hubiera sido demasiado hipócrita) conformémonos con Augus T. Jones. Al final Chuck Lorre gano pero termina riéndose del mismo con un final de locos en donde todo era simple sarcasmo. 

Larga vida Chuck Lorre, Larga vida Two and a helf men. Los voy a extrañar.