sábado, 8 de marzo de 2014

0

Hanasaku Iroha: Sweet Home Sweet. Un llamado a la nostalgia


Ayer por la tarde en esas revisadas que hago muy de vez en cuando de mi disco duro para liberar espacio encuentro esta película que descargue hace meses y que de paso me recuerda que todavia tengo en pendiente a la serie desde su estreno mas o menos tres años.

Hanasaku Iroha, para simplificar HanarIro, es una serie original producida por P.A. Works impecable visualmente su punto mas fuerte es que vaga en esa linea entre el shojo y el jhosei, incluso hasta se ve una especie de harem entorno a Ohana así que es fácil de ver para cualquier tipo de publico. Pero te digo que el lait motiv pincipal de la serie es esas frases de autoayuda y superacion como "la unión hace la fuerza" y "juntas podemos lograr cualquier cosa" es entonces una serie vivencial a través de ohana y su grupo de amigas de distintas personalidades típicas del anime.

A través de sus 26 capítulos lo importante es fortalecer el carácter durante el duro trace de la adolescencia y que se contrapone a la figura dura y estricta de la abuela dueña (y algo explotadora) de Kisuisso, la posada termal adonde termina a parar Ohana.

La película es necesaria mirándola como complemento al pasado, la historia familiar de Satsuki, madre de Ohana se hace imprescindible para el fan, ademas de que tiene la escena mas hermosa de la película (la el inicio con Satsuki en la piscina mientras el cielo nocturno se proyecta con una enorme luna)

El mayor defecto es quizás que no viéndola a los ojos del fan freak (como yo) la corta duración podría hacerla ver como un especial animado o un capitulo largo para terminar de rellenar la historia gracias a las idas y venidas del tiempo por obra y gracia del "cuaderno diario" que encuentra "muy de casualidad" Ohana, o los flashbacks de la abuela y confirmación de este punto son las escenas que se intercambian sacadas de la serie como para recordale al otaku que entre la conclusión de la serie de tv (2011) y del estreno de la película (2013) solo han pasado 2 años.

¿Se ve algún cambio en Ohana y el grupillo de amigas? No, Ohana sigue siendo la misma chiquilla alocada, llena de energía, vivarachera y voluntariosa. Y que al principio de la película comienza con un conflicto existencial sobre el rumbo de su vida, la historia de la madre hace que ella quede en segundo plano, como si fuera una espectadora. La película en ese punto es muy lineal y por tanto predecible, el reflejo que hay de madre a hija en las tres generaciones hace recordar lo que es HanaIro en sus 26 capítulos: incomprensión entre juventud y madurez. Y de las demás, Minko en el mismo rol de siempre tratando de conquistar a Torhu usando la cocina como arma, Tomoe y Ren (con un pequeño cambio de look) con problemas de edad, Yuina linda como siempre y distraída, también como siempre. Un punto aparte es Nako que aunque en su rol de madre sustituta, creo menos en la situación que se da o que se crea para ella, y lo siento mas como una manera de forzar la sensibilidad en Ohana ( Y lo lograron, me la hicieron llorar).

Y es fue la hora y minutos de la primera película de HanaIro, aparte de las correrías de Ohana Y satsuki (de alguien tenia que heredarlo), conocer al viejo de Ohana, el eterno enamoramiento de Minko, volverla a oir gritandole ¡BALUT¡ a Ohana, las histerias de Tomoe, lo pinki de Yuinna, hasta poder ver a la garza real. Y para terminar el cierre con una tonada de NANO. RIPE . 

Hasta cuando llora es linda
Después de la chamba no hay nada mejor que un buen baño ¿O no?