miércoles, 12 de febrero de 2014

0

Libro 10: "DINERO NEGRO" de Peter Spiegelman


Mi silla se había caído encima de la pistola. La puse bien y me hice con el arma. Era una Beretta. Los nuevos modelos disponen de un ingenioso seguro cuando dejas caer el arma, y había funcionado como en el anuncio. Puse también el seguro manual y quite el cargador. La recamar estaba vacía. Me guarde el cargador en el bolsillo y me metí la pistola entre el cinturón y los riñones. Me estaban temblando las manos y las piernas. Respire hondo un par de veces.

Bregman estaba echado en posición fetal y tenia arcadas. También lloraba. Mierda. Cogí un vaso de agua de la barra y me lo bebí. Después bebí otro, lo volví a llenar y cogí hielo del congelador , lo envolví en un trapo y se lo lleve todo a Bregman.

Consegui que se sentara en una de las sillas y le ayude a recomponerse un poco. Una vez que estuve seguro de que no iba  a vomitar mas, le di agua y le envolví la muñeca con el trapo de hielo. A continuación cogí la otra silla y me senté de cara a el.

- Bien, ¿Me vas a contar ahora que cojones te pasa?.