viernes, 16 de febrero de 2018

1

B GATA H KEI (2010) - CRÍTICA. Lo difícil de perder la virginidad


Estaba meditando sobre los animes que nunca pude terminar de ver y mientras pensaba, echado en mi cama, se me vino a la memoria esta serie anime que por aquel entonces había leído recomendada por un blog que seguía, y sigo, y el cual fue uno de esos blogs que me motivo a tener el mío. Incluso, tiempo después, me vino el PV (video promocional) del anime en uno de los cd's en uno de los últimos números de la extinta Sugoi. Aparte, que no tengo que miércoles postear asi que tengo que tirar de memoria para no perder seguimiento en el blog. En cuanto a B GATA H KEI es el típico caso cuando dices: ''lo siento, no eres tú sino soy yo'' como esa típica frase cuando quieres terminar con tu flaca y no tienes razón y apelas a lo más fácil. En esa misma situación me encontraba con este anime que más o menos lo recuerdo como una comedia ''echi", a priori, pero que ofrecía mas comedia de situación donde la prota se metía en un turbio tema poco usado en las series del tipo y es que desde ya el punto de vista femenino en el sexo es ir contracorriente (muy distinto a la clasica historia del pajerillo y el harem), el problema es que la premisa la convertía en algo sexista. Si bien es un aporte interesante, sí; pero que no termina de explotar del todo en los capítulos que llegue a ver. Como que el asunto y reto personal que la misma prota se exigía  – tener sexo con cien hombres antes de terminar el cole – era más un bluf de distracción al verdadero interés de la serie – el amor (idealizado) por encima del sexo - y crea más expectativa que relaciones concretas (la prota en verdad es más virgen que Maria). Aun así, repito, el anime tiene buenas intenciones en líneas generales, el problema que tenía es cuando la prota vuela en bicicleta al más puro estilo de E.T en uno de los capítulos. Ahí fue cuando dije: ''no mi amor...''. Ahora mismo, mientras escribo esta entrada, se me viene a la memoria cuando entra a un parque donde hay varias parejas toqueteándose, fuera de esto, los cinco o seis capítulos se me hacen olvidables y no dejan de ser la clásica comedia ecchi que se vuelve romántica con una prota que va descubriendo el verdadero amor, por más que al principio pareciera una bitch; eso y que el opening del anime tenia su gracia. Como dicen por ahí, las apariencias engañan. Así que típico cuando no conectas con un anime, o simplemente no es para ti (lo que no significa que sea mala, ojo).

sábado, 10 de febrero de 2018

0

PRIVATE PRACTICE: Anatomía de Montgomery

Cuando Addison Montgomery se da cuenta que Seattle ya no hay nada que la retenga, decide cambiar de vida, de trabajo y de ambiente a uno más cálido.

A propósito de que soy muy fan de la serie de Shonda Rhimes (a tal punto que, si no lo sabes, es mi serie americana favorita junto a “La familia Ingalls”), y que esta temporada estreno un spin-off (serie alternativa de la original), pues quise compartir uno de los primeros subproductos de la marca Shonda en la época en donde Anatomía era un boom en la pantalla americana y había que explotarla; tal es el caso de esta Private Practice o Sin cita previa título español. Con el spin off tenemos a uno de los personajes femeninos que gusto de Anatomía y con esto digo que el spin off era el típico casi de una serie para un personaje; además, claro de todo el sello de Shonda como en todas sus series futuras, y al igual que lo venía haciendo con Anatomía la diversidad de sus personajes estaban enmarcadas bajo el pretexto del procedimental típico (de médicos) pero de fondo siempre era un drama de personajes y coral (sexoso). Aunque si bien Montgomery Shepherd hubiera sido un desperdicio en Anatomía como se iba convirtiendo a partir de que su triangulo perdía fuerza durante la tercera temporada, eso no significaba que dejara de ser un personaje con potencia tanto que en la misma temporada se hizo un testeo con un par de capítulos pilotos para llevar sus dramas a un hospital particular de medicina alternativa en Los Ángeles. Intercambiando las lluvias de Seattle por la playa. Después, todo se resuelve de la misma manera con personajes siempre al borde de la locura y con una fuerte tensión sexual entre los mismos como un nudo que se va aflojando capitulo a capitulo – caso la pareja de negra divorciada pero que trabaja junta; la psicóloga que está en crisis porque el marido la engaño; el adicto al sexo etc. -. La máxima diferencia entre lo que es Anatomía y lo que fue Private Practice se encuentra en que, supuestamente, los dramas de los personajes como ellos mismos son más adultos. No hay internos, pero igual así los médicos terminan acostándose entre ellos fórmula ganadora que Shonda maneja hasta el cansancio. Quizás la serie fuera de su personaje principal terminan acomodándose al final de lo que fuera su primera temporada que al igual que Anatomia consto de nueve capítulos. Sin mayores giros pero con un par de buenos capítulos en donde pasan cosas sui generis a  Private Practice como diría la canción ''en el mar la vida es más sabrosa...'' le cae como anillo al dedo. Así que para ver la serie y seguirla en sus tres temporadas posteriores, depende que tan fan hayas sido de Montgomery Shepherd o de la propia Kate Walsh, quien ya se merece su propia entrada en mi gloriosa sección de chicas kurumi ¡vaya que se lo merece!.

lunes, 5 de febrero de 2018

0

CONOCIENDO A CLAUDIA ABUSADA. El apellido lo dice todo


Si la "marca Peru" tuviera una representacion femnina yo de una pongo como símbolo a Claudia Abusada. Belleza absoluta del espectro nacional del modelaje, o lo que aquí se conoce como tal, la señorita que debe estar pasando los treinta abriles - a ojo - tiene una belleza muy especial debida a su ascendencia árabe. Desde mi humilde punto de vista, y que desde ya hace tiempo vengo con esta humilde sección observando diferentes bellezas pues diría que la exuberancia que proyecta es poco común para el denominador de mujeres peruanas. Aun así, y por suerte de papa lindo que cuando tiene que bendecirnos lo hace muy bien pues en su grandeza hizo a esta mujer tan peruana que cualquier connacional debería inflar en pecho de orgullo tanto como si se cantara el himno cuando juega la selección nacional o porque no en las formaciones escolares. Aparte, a la buena de Claudia (que no es lo mismo que decir "que buena esta Claudia") pues la podemos ver en diferentes videos del youtube mostrando sus dotes para gozo de la platea pero, especialmente, resaltaría su "colaboracion" en la revista Soho, obra cumbre del calateo, en donde expone toda su anatomia dejando mucho para la imaginación. Yo se que a mas de uno, por no decir la mayoría, debe estar ansioso que opine sobre su "mayor atributo" físico, el cual, en una de esas laboriosas y sufridas búsquedas por la nube tengo a compartir en fotografías mas adelante, pero debo decir que muy aparte de ese gen con el que nació para que quiebre la cadera como pocas veces he visto pues la señorita es mas que un lindo (y prominente) trasero - y por sea caso, lo digo en serio -. Ya para finalizar, al igual que la mayoría de señoritas que tengo a bien resaltar en esta sección del blog pues la tecnología me ha hecho mas fácil la vida y Claudia comparte estas instantáneas en su cuenta de instagram. Aclarando que no solo sube fotos en poses sugerentes, pero esas fotos mejor las dejamos para otra sección de otros blogs que aquí lo que queremos ver es a la abusiva de la Abusada. ¡gracias, Diossssssss!

sábado, 3 de febrero de 2018

0

LA TUMBA DE LAS LUCIERNAGAS (Studio Ghibli 1988). Pero que insensible me he vuelto


Si, pues, recién veo la película de Ghibli y la que a más de un otaku le ha hecho derramar lagrimillas de tristeza, y lo peor, sin pena a confesarlo en cualquier rincón del ciberespacio que se encuentre disponible. ¿Pero por qué no me ha generado los mismos sentimientos esta película que habla sobre (spoiler!) la muerte de unos hermanos que anteriormente se quedan huérfanos de madre durante los bombardeos de la segunda guerra mundial? ¿Por qué? ¿Será acaso que mi corazón se ha vuelto un tempano de hielo más frio que el cero absoluto de Hyoga o es que, sencillamente, no me toco porque no era ni el momento; o será que el momento ya paso?. Igual eso no significa que sin llegar a tocar la fibra más sensible de mi ser no reconozco los méritos técnicos de la película. Efectivamente, Tumba de Luciérnagas (Hotaru no Haka), es ese caso de cuando la animación es más que “animación” (aunque esto suene cliché) y traspasa todo punto de reflexión en cuanto al estigma de que las películas animadas son excluyentes del público más infantil – siendo la más madura de las películas del propio estudio, creo -. Lo de la cinta es una descarnada historia que se basa en un punto duro para la sociedad japonesa y que va desarrollando una historia nuclear para ejemplificar y/o dramatizar la crueldad de la segunda guerra mundial. Sin dejar de ser una hija del estudio que es, Ghibli es Ghibli y su punto de vista siempre comprende esa dualidad entre personajes sensibles/indefensos/inocentes a cara del espectador y el ecosistema que los rodea como crítica social y de moraleja idealista (lo tópico de Miyasaki). La melcocha que transmite el hermano convertido en “madre” junto con el recurso de una niña que roba corazones resulta fácil de hacer en una cinta y convertirla en un motivo para sensibilizar al espectador, aun así, la película se guarda un punto de apoyo más esperanzador. Como si las luciérnagas, metafóricamente hablando, son esas luces de esperanza (futura) para lo que será “el milagro japonés”. Por ese lado, me hizo sonreír, y admirar más, al Japón cosmopolita de estos tiempos. Lástima que no llore, ¿soy yo el insensible?


sábado, 27 de enero de 2018

0

La peli de hoy (53): “DJANGO: Sangre de mi sangre”. Entre el pobre concepto crepuscular (del antihéroe) y el drama (casi melodrama)


Para mi generación DJANGO es de esas películas tabú que cada vez que la pasaban por la televisión de señal abierta (américa televisión si no me falla la memoria) en los famosos “ciclos de cine peruano” si te la veías (casi siempre a escondidas de tus padres) ibas todo presumido a la mañana siguiente a contar la "experiencia" al salón. La película, convertida hoy en una pieza básica del cine nacional, y un referente directo por las escenas con más carga sexual (con el pasar de los años aprendí que el erotismo y lo erótico tienen otro concepto) es una muestra de un cine más simple, básico y elemental si separamos cada palabra fuera de la sinonimia por el intercambio de dos tipos de escenas: 1. Las de pseudo acción, 2. Y Las de sexo.

domingo, 21 de enero de 2018

0

Death March to the Parallel World Rhapsody (Silver Link 2018) – CRITICA.¡Nooooooooo!

Parafraseando a la gran “Portola” (parodia de la aún más grande Bartola) “No mi amor, No”… Y es que este anime habla de las visual novels, y cuando se hablan de las visual novels no se puede hacer de otra forma que no sea con el prota transportándose al propio mundo de los videojuegos favoritos de los otakus japoneses que gustan de los eroge y parecidos. Así pues, si pensábamos que el 2016 quedo atrás y los personajes en mundo o realidades alternativas había tenido su fin – con la maravillosa Re:zero (que no me voy a cansar de recomendar)-, pues no, porque aquí tenemos exactamente eso con un prota que a modo de punto de vista o primera persona, ingeniosamente vemos pantallas al más puro estilo robocop. ¿Y de qué otra cosa habla este anime? Pues de un prota que no solo viaja (sueña) a un mundo virtual sino también que lo rejuvenece al más puro estilo de la pesada “ReLife”. Entendamoslo como ese mismo mensaje de "volver a empezar ya que tu vida de programador de videojuegos es patética" (aunque lo de la esclavitud laboral no es exclusiva de los japoneses, ¡muere gordo cabrón!). Como sea, el ultimo anime que me animo a ver de esta temporada (obviando las ovas hentai que están próximas a estrenar) pues termino por reventarme la paciencia y decidirme a revisar el disco duro de la pc, capaz, tenga algo mejor que ver guardado… (Joder, tenía “Relife” en standby ¡Nooooooooo!)

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...