jueves, 19 de enero de 2017

0

CHAOS;CHILD (Silver Link 2017) – CRITICA. Los animes con punto y coma son unas pestes

Otro anime con punto y coma, y si tenía la esperanza que este por lo menos fuera mejor que Occultic;Nine me voy de cara y me deja en estado catatónico ante una serie de bizarradas y escenas random que no entiendes por la mala suerte de que te bajas el anime junto con su precuela llamada Chaos;Head. Después de darme cuenta que esto no tiene sentido más que en la japonesada esa de recortar el capítulo precuela, y que recién ahí inicia la historia seis años después, mi opinión ya no tiene retroceso y sinceramente no tengo más que decir que los animes con punto y coma son una reverenda peste (y eso que no menciono steins:gate). Si saco alguna cosa positiva de esta series es que por lo menos pone empeño en que las muertes, todas random, resulten chocantes visualmente, si bien es cierto el capítulo 0 es un caos vemos cierta animación con escenas más sucias, aunque su protagonista sea otro de esos geek/freaks que viven en un contenedor y come comida chatarra, pero siempre anda limpios y vestidos de uniforme. Lo mismo pasa cuando encontramos el elemento sobrenatural/cifi, el problema es que lo que se nos trata de contar se escucha mejor de lo que se ve, mientras que la atmósfera de misterio de la serie no termina de explotarse a pesar de que vemos escenas mejor logradas y con cierto interés, porque se supone están relacionadas a los crímenes anteriores. En fin es un puto caos con personajes confusos y planos, y si algo llama la atención es esa vertiente en donde hoy en día los adolescentes siempre están ligados a grabarlo todo o conversar en línea, incluso cuando se trata de una situación tan incomoda como encontrar una persona en pleno suicidio. Precisamente en estos aspectos el anime tiene mérito, especialmente en como grafica las situaciones y es que ver cuatro sogas en cada esquina estrangulando a una persona da cosa. Lamentablemente, estamos ante el puto caso de escolares, por enésima vez, que están metidos en un club de periodismo de crónica roja ¿Cuántos clubs puede existir en los coles de japon?. Solo quiero terminar con la muletilla de la serie: Y esos ojos, ¿de quién son?

martes, 17 de enero de 2017

0

KUZU NO HONKAI (LERCHE 2017) – PRIMERAS APRECIACIONES. Un shoujo hentai

A su mare, este tipo de chapes solo los veo en los hentai
Los shoujos son los shonens de las chicas, y funcionan a punta de clichés, si en el shonen el héroe es el chico loser con espíritu de ganador, en los shojos son un ramillete de chicas tímidas que conocerán al chico, claro tanto en el shonen como en el shoujo hay sus excepciones, y una de ellos pareciera ser Kuzu no honkai. Con la sempiterna premisa del amor no correspondido, el universo confluye para que dentro de ese único escenario repetitivo llamado salón de clases, visto en cuanto shoujo haya, la chica protagonista se reencuentre con el amor platónico de su infancia que ahora es el profe de la clase (premisa de manual), para que la premisa funcione y haya conflicto desde el inicio, suponemos que el oni-chan en verdad queda como esa formalidad japonesa ya que no estamos ante una Koi Kaze en donde vemos a dos hermanos enamorándose, y menos ante las perversiones de una Kodomo no Jinkan. Para complicar aún más el asunto el amor no correspondido será de partida doble porque hay otro chico que también siente cositas por la maestra (como la mayoría de adolescentes que alguna vez hemos fantaseado con la profe ¿o no?), y si con eso no tenemos suficiente, los dos maestros se gustan (porque son un par de sosos de la vida). Entonces ¿culebrón shojero a la vista?  Totalmente, peor aun cuando en la escena siguiente vemos a los dos adolescentes rechazados en un beso de lo más sugerente del tipo que solo ves en los hentai y es ahí en donde me quedo en plan what the fuck? con este anime, porque lo más interesante es la reacción de ella ¡totalmente excitada!. Y eso no se ve en los shoujos. 

viernes, 13 de enero de 2017

0

ACCA 13-KU KANSATSU-KA (MADHOUSE 2017) – CRÍTICA. Me pasas un cigarro

Si un anime de Madhouse no es lo suficientemente entretenido, como debería ser un anime de madhouse, entonces pasa algo. Y quizás el problema que tengo es que tengo muy estigmatizado al estudio de joyitas como High school of the dead, a mí no me vengan con vainas de un anime de madhouse solo quiero escolares que les reboten las tetas y punto, pero tener un anime muy art-pop desde el opening me parece pretencioso para el estudio de animación, ¿dónde quedo el súper opening con música pop que se convierte en un hit musical?. Lo mismo pasa con la narrativa totalmente confusa, no me termino de ubicar en ese país/reino ficticio con forma de pájaro, mientras que se nos dice que tenemos una sociedad principal formada por cinco personas que son originalmente llamados ¿¡“las cinco cabezas”!?. Con un protagonista soso su mayor característica es que fuma, donde la línea que más se repite que en este país fumar no es dañino, sino costoso. Claro que si habláramos de un cigarro que no fuera tan común y corriente entendería mejor el motivo de que fumar fuera tan extraño. ACCA 13 es un mal anime desde el inicio, su planteamiento nos dice que el país esta subdividido en 13 regiones que son controladas independientemente y que existen organizaciones autónomas, dentro de ellas mismas existe una que los vigila, de ahí viene el protagonista. Luego en un par de escenas si chiste encuentra un caso de corrupción en una empresa de una región “x”, y al final nos encontramos con una amenaza de golpe de estado. Y lo peor es que , por los diseños (larguiruchos), pareciera una versión "cutre" del manga de piratas en otro universo y temática.

lunes, 9 de enero de 2017

0

TEMPORADA ANIME INVIERNO 2017 – PRIMERAS APRECIACIONES

Mientras por estas latitudes nos sancochamos de calor,  la playa me queda lejísimos y menos voy a ir a esos urinarios públicos llamados piscinas no queda más que ver los animes de la temporada del “invierno japonés” (en calzoncillos), la verdad pocas novedades, claro que siempre se dice lo mismo, e igual siempre aparecen un par de animes que merecen la pena. En mi caso pasa lo de siempre, comienzo a ver anime tras anime, y al final me quedo con las recomendaciones de otros. En esta primera tanda de cuatro animes; primera, de por lo menos, un par más, espero sea el inicio de mejores animes para satisfacer mi espíritu de aficionado pseudo otaku fanservero así que la lista se ira agrandando según se vayan estrenando y, por supuesto, valga la pena escribir un par de líneas aunque sea para tirarle mierda. Lo malo es que los años no pasan en vano y ver animes que solo sirva para justificar que el protagonista ande desvistiendo personajes femeninos aleatoriamente y a su pleno gusto ya no me genera las mismas sensaciones de antes ¿será que estoy madurando? 

0

FUUKA (Diomedéa 2017) - PRIMERAS APRECIACIONES. La chica del calzón blanco

Como pasan los días, pareciera que no hace mucho comencé el blog y ya voy para los seis años ¡en fin!, curiosidad de esta  nueva temporada que para cualquiera puede seguir la lista de las primeras apreciaciones de todos los estrenos y es que incluso el mismo ecchi me está cansando y no quiero caer pesado y fue una de las razones por que considero infame un anime como Keijo, en serio, la edad no pasa en vano y creo que mostrar un poco de carne (en bañador), o en su defecto un buen par de pechos rebotando (uno contra otro), al parecer, ya no satisface mi espíritu como hace un par de años ¡qué tiempos!; por esas mismas razones, animes del tipo Yuri on Ice!! hace que me ponga a pensar de que si mis gustos son realmente los que han cambiado, o es que la mayoría de aficionados/otakus/frikis encuentran alguna “magia” en especial en un flashazo de culo blanco tal y como lo recuerdo, para ser un anime que en las listas, de la mayoría de páginas web que leo y sigo, lo ubican entre uno de los mejores del año siendo una de las cosas que más me han puesto a pensar estos últimos días. ¿Acaso será que los que ponen a este anime como uno de los mejores no saben que existe un género llamado “yaoi”? ¿O es que la “mariconada acrobática, o llamada desde el eufemismo “patinaje artístico”, compensa todo el mal endémico de este tipo de animes?, lo mismo con animes tipo 3-gatsu no lion, cuyas pretensiones metafilosoficas autodepresivas con tendencias suicidas del protagonista habla y resume el tipo de anime que es o fue para el caso. En este mismo saco entran Kabaneri, Genroku, Mob Psycho 100, 91 days, Fukigen, Inazuma,All Out, Dangaronpa, Joker Game como series que no pase del primer capítulo. Ni que decir de las decepcionantes Okusama, Occultic;Nine, o peor aun, Orange. Afortunadamente he visto Boku dake ga Inai machi, que se lleva al villano de la temporada junto con uno de los mejores endings; además, siempre es bueno tener un anime como Days, cuyo ligero entretenimiento pasa tan rápido como uno de sus capítulos, y un poco mas de lo mismo podria decir de Boku no hero academia. La segunda temporada de Assasination Classroom estuvo mucho mejor que la primera. Y si hubo una mierda fue lo de Dragon Ball Super. No puedo dejar de mencionar a la innecesaria, pero a la vez suficientemente entretenida segunda temporada de Terra Formars; Battery, que fue (afortunadamente) mas drama que spokon de béisbol, y de refilon a los animes de tetas como Phantom World, o Masou Gakuen HxH, mucho mas pajeril (je). Relegadas a dormir en el disco duro de mi pc están Re Life y 12- Sai, y sabe dios si algún día los veré, aunque es más factibles que terminen siendo víctimas del Supr cuando falte espacio. Y si hay anime que genera sensaciones de amor/odio ninguno como Naruto, que este año termino la adaptación del manga original, tanto el arco final como la batalla entre los protagonistas estuvieron por encima de las expectativas, mientas que nos regalo uno de los mejores rellenos de la saga cuando contó (por enésima vez) la historia de Itachi, de lejos el mejor personaje de la serie, total Naruto no seria Naruto sin el relleno. En fin, no puedo dejar de mencionar a Re:zero que por los intelectualoides del ciberespacio es relegado al lugar de animes sobrevalorados (que les den bien dado por ya saben donde).

miércoles, 4 de enero de 2017

0

CROW’S BLOOD (dorama): Cuando las ídols actúan en una serie de terror

No debe ser raro que un día al salón de clases llegue la alumna nueva, tampoco que tenga aspecto sospechoso (total es Japón y debe ser alguna fanática de Ringu), o que de un momento a otro le sangre la nariz (¿tomo mucho sol?), lo que si podría ser raro es que sus hemorragias sean de color negro. Lo raro de esta serie, muy japonesa por cierto, es que sus mejores momentos funcionan como una parodia de terror y que encontrar situaciones como la caída de una estudiante desde lo más alto del colegio no es tan extraño como su sospechosa recuperación. Por supuesto los medios externos que acompañan serán clichés como la investigación científica y el experimento “friki”. Con Crow’s blood nos encontramos en una situación muy singular, por un lado tenemos el fanservice del estereotipo de la escolar japonesa, esa que anda con minifaldas y toma el almuerzo en la azotea del colegio (otakus arrechos ¡al ataque!). Lo raro, insisto, es que el verdadero fanservice es cuando vemos insinuaciones al lesbianismo o vemos como se agarran a golpe puro entre un par de ellas. La situación está lo mejor graficada posible, y cuando las vemos sangrar, sangran con ganas. El presupuesto es moderado, por ahí hay sustos falsos y la serie pretende vendernos una aura oscura donde los fondos a veces chirrían porque los colores son demasiados verdosos o rojizos. De otro lado la sobreactuación japonesa es aceptable (sobre todo si estás acostumbrado a las pelis live action de animes) y luce menos acartonado para tratarse de un dorama japonés (vean el de Death Note y entenderan). A eso le sumamos el factor anatómico que la serie trastoca en sus protagonistas a un punto de risas absolutas, por lo demás es una serie engorrosa por momentos (la infección), con ciertas escenas pesadas, una atmosfera sentimental paternal, mientras que de fondo, y máxima curiosidad, las AKB48 actúan. ¡Fanservice a tope!